Primera elección sin el voto de Gioja desde el 2003

Primera elección sin el voto de Gioja desde el 2003
“La de hoy es una mañana triste porque después de 16 años no le pude cebar su ma­tecito de la votación al Go­bernador”, comentó Evelia Villegas, la mujer que lo recibe con un “amargo” en cada elección a José Luis Gioja en la puerta de la Escuela Mary O’Graham del barrio Edilco de Rawson.

Sucede que la caída del helicóptero de la provincia el 11 de octubre pasado en Valle Fértil ocasionó una contienda electoral igual a ninguna otra: una candidata fallecida que seguía figurando en las boletas, un candidato recientemente dado de alta de una operación y que llegó a votar como pudo y un gobernador hospitalizado con pronóstico reservado que por primera vez en democracia no fue a votar.

Las escuelas Mary O’Gra­ham, San Vicente de Paul y el Polivalente de Artes sintieron el cimbronazo desde temprano. En ellas todo era distinto a las PASO de agosto, desde el ánimo general hasta algunos rituales propios que estos lugares mantenían con sus célebres votantes.

Tomas, que buscaba renovar su banca, fue quien se llevó los augurios de mejoría para él y para el gobernador: “Grande Daniel”, “Fuerza para vos y para el Flaco”, se escuchó seguido de aplausos al entrar y salir del cuarto oscuro.

Fue el vicegobernador en fun­ciones del ejecutivo, Ser­gio Uñac, quien describía una escena atípica: Gioja en el hos­­pital Rawson sin el minuto a minuto de la elección: “El gobernador está lúcido y conectado con la realidad, ob­viamente que hay que dosificarle la información porque las emociones pueden ser perjudiciales para su salud”.

Inherente también a las diferencias con pasados comicios fue la mayor naturalización de los jóvenes de 16 y 17 años al sistema electoral. Claudia Valeiras, de 16, fue la fiscal partidaria más joven de la pro­vincia. Allí también se sintió la ausencia del gobernador: la encargada del proyecto de centros de estudiantes, extrañaba a su líder: “La verdad es que se siente la ausencia de él en esta escuela”, ad­mitió.

Parte médico

El último parte médico, el 23ª, de ayer al mediodía, indicó que el Gobernador permanece estable, sin fiebre, con respirador artificial aún y con pronóstico reservado.

Además, se informó que se mantienen los drenajes ab­dominales, con un proceso de “destete” progresivo y sin apoyo de drogas vasoactivas.

Se mantiene lúcido, reactivo y conectado con la realidad, colaborando con su tratamiento. El seguimiento por infección continúa con esquema antibiótico con cultivos previos negativos. Finalmente precisaron que seguirá con apoyo fisiokinésico.

Daniel Tomas: “Si uno está acá es porque Dios es grande”

Valiéndose de un andador de­bido al post-operatorio de la intervención en su tobillo iz­quierdo, un emocionado Da­niel Tomas arribó a la escuela San Vicente de Paul de Raw­son.

“No estoy en plenitud para venir a votar, pero en honor a Margarita y a José Luis, que se está recuperando, era mi deber”, manifestó luego de que la camioneta en que lo trasladara su amigo Daniel Turón ingresara al establecimiento mismo y andador mediante, llegara hasta una silla que le arrimó Gendarmería.

Esos 10 minutos en que relató lo que le pasaba, le bastaron para agradecer a su familia, al periodismo y a la militancia: “La familia es fundamental para la recuperación, el accidente incluso nos ha unido mucho más”, agregaba el legislador, ya quebrado por el aliento de la gente.

Después de sufragar y entre una marea humana, llegó hasta el vehículo nuevamente, donde Nora Oliva resumió la situación de su marido: “Es una elección muy especial con lo que pasó. Vinimos a apuntalarlo en familia”, afirmó su mujer.

Coment� la nota