Pesatti recibió a Carolina y Pablo Leguizamón

El presidente del Bloque de Legisladores del FpV, Pedro Pesatti, recibió en su despacho, junto al secretario de gobierno Fabián Gatti, a los hermanos Pablo y Carolina Leguizamón.
El titular de la bancada oficialista se interiorizó respecto a la causa quedando a entera disposición de la familia, en función de lo cual gestionó distintos requerimientos que la manifestaron durante el encuentro.

Por su parte,el abogado de la familia, Martín Bosero, expuso frente a los funcionarios el estado de la causa y las acciones que como querellante está llevando a cabo.

Pablo Leguizamón al concluir el encuentro, dijo: “Nosotros comenzamos con la primera marcha el 2 de octubre, estamos a tres semanas y hemos tenido muy buena repercusión. Estamos siendo escuchados, y esto es lo más importante. Por momentos nos cuesta creer todas las buenas cosas que empezaron a suceder desde ese momento y es algo muy satisfactorio para nosotros”.

Recordemos que la última movilización convocó a más de 800 personas para acompañar a los hermanos y para exigir justicia por los casos de abusos sexual. A su vez se le entregó al intendente Carlos Pilotti un petitorio con más de 1.500 firmas que estaba dirigido al presidente de la Legislatura, con el fin de que solicite al gobierno nacional la revisión y modificación del Código Penal, para que los delitos de violación no prescriban.

El caso Leguizamón conmovió a la sociedad luego de que Carolina -hoy de 29 años- recurriera a los medios de prensa para denunciar las violaciones presuntamente sufridas por ella y su hermana por parte de su propio padre, Héctor Leguizamón, a quien también lo acusan de haber atacado sexualmente a una de las hijas de su hermano Pablo.

Pesatti declaró, luego de analizar la postura del abogado querellante junto al Secretario de Gobierno de la Provincia y a sus asesores legales, que la causa penal “muestra indicios muy fuertes para pensar que la utilización de la Cámara Gesell se hizo con impericia. En virtud de ello nos parece acertada la postura del abogado de las víctimas de reclamar un nuevo procedimiento pues, en virtud de esa impericia, es probable que la bestia que provocó semejante daño, y en su propia familia, quede suelta y al acecho de nuevas víctimas”.

“Me produce vergüenza ajena -dijo Pesatti- que este degenerado pueda llegar a tener un beneficio jubilatorio antes de la edad correspondiente o que pueda obtener un traslado a otra sucursal del Banco Nación para que pueda vivir tranquilo en otro lugar del país, tal como me lo contaron hoy sus propios hijos. El único traslado que le corresponde a esta bestia es a la cárcel, y por eso debemos aplicar todas las energías para que ese contradictorio juzgado de Choele Choel, a cargo de la doctora Bosco, se ponga a la altura de las circunstancias.”

Pesatti detalló que “el imputado llegó a estar procesado, pero la Cámara del Crimen revocó dicha decisión porque el procesamiento estaba basado en los dichos de terceros, es decir, de testigos no presenciales. El problema -agregó- es que la Cámara Gesell se hizo mal, tal como lo demuestra el informe del psicólogo forense que está agregado al expediente de la causa. Está claro en ese informe que la técnica de la entrevista psicológica no se ajustó a los protocolos ya estipulados para una entrevista forense de ese tipo. Y está probado, además, que no se respetaron los pasos de práctica para el abordaje judicial de niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia, abuso sexual y otros delitos. El forense hace foco precisamente en ese punto, pues las preguntas fueron técnicamente mal formuladas. Por eso -enfatizó Pesatti- debe hacerse una nueva Cámara Gesell para que el imputado no quede libre ya que cuando se investigan delitos contra la integridad sexual en menores la Cámara Gesell es la prueba por excelencia”.

El presidente de la bancada oficialista dijo finalmente: “En virtud del informe que elaboró el psicólogo forense no hay duda que los funcionarios judiciales cuentan con todos los elementos para declarar la nulidad de lo actuado anteriormente y ordenar la realización de una nueva Cámara Gesell, que permita aportar un elemento de prueba claro, indubitado e incuestionable. Si así no sucede, ya sabremos quienes son los principales cómplices de la bestia -dijo en clara alusión a la jueza Bosco y al fiscal de la causa, Miguel Flores”.

Coment� la nota