A pesar de un leve crecimiento, la producción de petróleo sigue lejos de su máximo histórico

A pesar de un leve crecimiento, la producción de petróleo sigue lejos de su máximo histórico

El año 2018 cerró con la producción en leve alza respecto a 2017, pero con una tendencia a la declinación a lo largo de la última década

Aunque con un leve crecimiento respecto al año anterior, la producción de petróleo local sigue estando en niveles muy bajos en comparación con los picos de producción históricos. Según un informe elaborado por el Instituto Argentino de Energía General Mosconi (IAE), que recopiló datos oficiales, la producción total de petróleo en 2018 fue de 28.404.000 metros cúbicos (m3), un 2,1% mayor a la registrada el año anterior.

Sin embargo, en términos históricos la producción se encuentra en niveles muy bajos: un 24,4% inferior a la del año 2008. Es más: la producción de crudo de la Argentina en 2018 es similar a la del año 1991.

 La producción de crudo de la Argentina en 2018 es similar a la del año 1991

"Si bien el año 2018 cerró con la producción en leve alza respecto al año 2017, se evidencia una declinación tendencial a lo largo de la última década. Esta declinación productiva es de larga duración; comenzó en 1998, cuando la producción nacional petrolera alcanzó su máximo histórico con 49.148.000 metros cúbicos (m3) anuales; la producción de 2018 es apenas el 57% de la de aquel año", destacó el informe del  instituto.

En el caso del gas natural, la producción aumentó en 2018 respecto al año anterior 5,5%. La producción del año 2018 es a su vez un 6,8% inferior a la del año 2008. "En la última década la producción disminuyó a una tasa del 0,7% anual acumulativo", detalló el relevamiento. Sin embargo, advirtió que se observa un cambio de tendencia a partir del año 2014, cuando se inicia un proceso de recuperación.

La producción de crudo de la Argentina está en los mismos niveles que en 1991

"Ese proceso de recuperación se focaliza en la cuenca neuquina y particularmente en el gas no convencional de Vaca Muerta. La producción de petróleo y gas natural no convencional ha aumentado en 2018 47% y 40,4% interanual respectivamente en relación al año anterior, como lo viene haciendo de manera ininterrumpida en los últimos años", puntualizaron desde el IAE.

En contraste, continúa la disminución de la producción de petróleo y gas de los yacimientos convencionales que representan el 87%% y 65% del total producido. La producción convencional de petróleo y gas cae 3,7% y 4,4% anual en promedio entre los años 2008 y 2018.

 La baja producción nacional de hidrocarburos se enmarca en un contexto de baja inversión en exploración de riesgo en las áreas convencionales

La producción de petróleo convencional en 2018 es 32% inferior a la de 2008, mientras que la de gas es 39,5% menor a la de aquel año.

"La baja producción nacional de hidrocarburos se enmarca en un contexto de baja inversión en exploración de riesgo en las áreas convencionales, lo que se manifiesta claramente en una disminución de las reservas comprobadas, probables y posibles de petróleo y gas natural según los datos oficiales de la Secretaría de Energía", aseguraron los especialistas del IAE.

Las reservas comprobadas de petróleo en 2017 fueron 22,9% inferiores a las del año 2007, mientras que las de gas natural fueron 19,6% más bajas, también en comparación con diez años atrás.

En el caso del gas natural la caída de las reservas comprobadas es aún más impactante: la importación de gas natural de Bolivia aumentó diez veces su volumen anual entre 2008 y 2018. En los últimos diez años la importación de gas natural por gasoducto aumentó un 26,9% promedio anual pasando de importar 558 millones de metros cúbicos en 2008 a 6.075 millones de metros cúbicos. En este último año se redujo 11,7% respecto de 2017.

La importación de Gas Natural Licuado (GNL) se redujo 23,9% entre el año 2017 y 2018. Pero en el último año fue un 116,3% mayor a la del año 2010 pasando de 1.689 millones de metros cúbicos a 3.653 millones de metros cúbicos.

Con todo, la importación de GNL aumentó un 10,1% promedio anual en los últimos nueve años, representado el 8,2% del total del gas entregado a usuarios en el año 2018.

Coment� la nota