Para no ser pobre, una familia necesitó $ 40.000 en enero

Para no ser pobre, una familia necesitó $ 40.000 en enero

El dato oficial se conocerá el martes que viene.

El fuerte aumento de los precios de los alimentos del 4,6% en enero en Capital y el Gran Buenos Aires anticipa una suba en torno del 5% en la canasta alimentaria de indigencia, que el INDEC mide en la región metropolitana y que informará el próximo martes 18. En tanto, la canasta básica de pobreza tendrá un incremento levemente superior a la inflación promedio.

En consecuencia, la canasta básica de indigencia de una familia tipo (matrimonio y 2 hijos) para enero rondará los $ 16.300 y la canasta de pobreza los $ 40.000, sin considerar el precio del alquiler.

La canasta de indigencia se compone de los alimentos básicos que, en su mayoría, más subieron de precios en enero, como azúcar (14,7%), carne picada común (13,5%), papa (13,2%), asado (11%) , yogur (11,7%), yerba (9,8%), paleta (9,2%), aceite (8,7%), leche (7,9%), fideos (5,8%), pollo (4,4%), pan (4,2%) y bebidas gaseosas y aguas (2,1%).

En cambio, frutas no tuvieron incrementos de precios y la manteca cayó 0,5%, la batata registró un retroceso de 3,3%, la banana de 9,9%, el tomate redondo de un 13,1% y el zapallo de 13,4%.

Una parte de la suba de precios de estos alimentos se explica por la restitución del IVA, pero no es el caso, por ejemplo, de la carne, el pollo, las gaseosas o la papa, cuyos precios saltaron por otros factores, a pesar de la caída del consumo. En la carne incidieron las mayores exportaciones que arrastraron a los precios internos e impulsaron el incremento de productos sustitutos, como el pollo.

De esta manera, el salto en los precios de los alimentos absorbió una parte de los bonos que se otorgaron a jubilados y pensionados de hasta $ 19.068 y a los que cobran la AUH. Y vuelve a colocar muy lejos de las necesidades básicas al salario mínimo, vital y móvil desde noviembre de 16.875 pesos para los trabajadores mensualizados y de $ 84,37 la hora para los jornalizados.

Comentá la nota