El pacto con Cornejo enoja a los massistas locales

El pacto con Cornejo enoja a los massistas locales

Referentes del FR como Cassia y Valls, creen que las condiciones que impuso la UCR no son favorables para sus aspiraciones.

Mientras la UCR se entregaba a un abrazo fraterno con el líder del Pro Mauricio Macri, en el Frente Renovador mendocino se cocinaba un dolor de cabeza para las aspiraciones radicales. Es que algunos de los masistas locales empezaban a darse cuenta que el acuerdo que los liga al Frente Cambia Mendoza tiene algunas cláusulas que los deja afuera de cualquier carrera electoral. Así es que viajarán a Buenos Aires para solicitar a la mesa de conducción nacional del masismo que revea las condiciones del acuerdo.

Tanto el diputado Daniel Cassia, como el senador Gustavo Valls se mantuvieron prudentes en las afirmaciones. Sólo indicaron que estaban preocupados por las condiciones legales de ese acuerdo, además de las políticas que generaron las declaraciones de Macri acerca de la participación del Frente Renovador en Cambia Mendoza. La pregunta es si pueden cambiarse esas condiciones que hacen peligrar la presencia del Frente Renovador en Cambia Mendoza.

El sábado a las 24 vence el plazo para presentar las listas de candidatos para participar en las PASO del 19 de abril en la se seleccionarán los candidatos a cargos provinciales y de 15 municipios.

Obstáculos

De acuerdo al artículo 6 de la ley 8.619 las listas de precandidatos deben ser acompañadas por el aval del 3% de la suma total de afiliados del partido o de todos los partidos que conformen una coalición electoral. En el caso del Frente Cambia Mendoza, sería el 3% de la suma de afiliados de la UCR, el PD, Libres del Sur, Socialismo, Coalición Cívica -Ari, Pro y Frente Renovador.

La otra cláusula que incomoda es la distribución de aspirantes en los cargos después de la PASO. En el caso del Frente Cambia Mendoza la distribución se hace de acuerdo a lo que establece la carta orgánica de la UCR, es decir por porcentajes de mayoría y minoría y no por el más conocido sistema D'Hondt. 

Esta cláusula nace del artículo 28 de la ley 8.619, en el que se prescribe que para distribuir los cargos hay que aplicar lo dispuestos por la carta orgánica partidaria o el reglamento de la alianza partidaria.

El sistema de mayoría y minoría obliga al perdedor a alcanzar un piso de 25% para poder alcanzar el tercero y el quinto lugar en las lista de legisladores provinciales o de concejales. Sin contar los engorros que genera el cumplimiento de la ley de cupo femenino. La pregunta que se hacen Cassia y Valls es qué pasa cuando los competidores no son dos, sino tres o cuatro, cómo se conforman las listas en ese caso.

Además de estas cláusulas, hay preocupación política por las declaraciones que Macri hiciera en la mañana de ayer en cuánto a la participación el FR en Cambia Mendoza. “Digamos que ellos (por la UCR mendocina) aceptaron el apoyo del Frente Renovador pero yo no voy en una foto como me planteás” había dicho por la mañana Macri acerca de la imagen de una eventual victoria de Cambia Mendoza con el propio Jefe de Gobierno porteño y Sergio Massa. Y para Cassia y Valls esas palabras son un intento de presionar al radicalismo para dejar fuera al FR.

La cuestión es que los masistas mendocinos intentarán forzar una revisión del acuerdo que los une al radicalismo, pero queda flotando una duda: cómo se resuelven todas las preocupaciones si las condiciones surgen de la propia ley electoral mendocina.

Coment� la nota