El OPDS, entre la espada y la pared

El OPDS, entre la espada y la pared

Luego del escándalo de los sellos y la denuncia penal de Jorge Paolini, titular de la UFI 8 de Delitos Complejos de La Plata, bajo expediente 2145-15368/2017 (CEA) – Inicia investigación interna), las autoridades del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) siguen tirando de la soga y redoblan la apuesta.

Estas últimas horas se conocieron nuevas amenazas por parte del “actual ex jefe de automotores”, Adrián Emir Rodríguez hacia los empleados con mayor riesgo y precariedad laboral, sembrando más miedo e incertidumbre económica. Por otra parte, también se filtró entre las finas y desgastadas paredes del organismo, la tremenda preocupación de los principales actores en este gran circo.

Se escucharon murmullos y al parecer los más asustados por este escándalo serían el señor José Artigas y el director ejecutivo Ricardo Pagola. Adrián Rodríguez, por su parte, luego de una amistosa reunión, les habría asegurado que si la Justicia iba por su cabeza, no sería la única que caería. Rodríguez sabe lo que le tiene que decir; él cuenta con pruebas suficientes como para que lo acompañen unos cuantos funcionarios al fondo del río.

A una semana de que se conociera ésta estafa en el OPDS, el director de Automotores Alejandro García junto a su cuñado (todo queda en familia) Pagola y Artigas, le estarían perdonando la vida a Rodríguez a causa de sus amenazas. A raíz de esto, el resto del personal se pregunta cuál sería la banca política que tiene, ya que cuenta con un jugoso prontuario que data aproximadamente del año 2007.

En todos estos años, Rodríguez viene escalando y sobrepasando por sobre la autoridad que se le cruce en el camino, incluso reuniéndose con ellos aún antes de que asuman, como ocurrió en esta oportunidad, cuando al enterarse que un amigo tendría un cargo, salió corriendo junto al chofer Juan Carlos Echart a un acto al Teatro Argentino en busca de Néstor Gil Connes, hoy a cargo de la coordinación ejecutiva para el Desarrollo Sostenible, la Planificación Económica y Desarrollo de Energías Alternativas. Desde ese momento, Echart es el chofer de Gil Conners y Héctor Peri, el chofer de la familia de Néstor.

Lo que llama poderosamente la atención es que María Eugenia Vidal, a una semana de este escandaloso hecho, no haya tomado cartas en el asunto. ¿Será porque Adrián Rodríguez, gracias a su impoluta militancia gremial, entre renuncias y como se dice en la jerga, agachadas, tiene el apoyo del gremio que es del agrado de la gobernadora?.

Coment� la nota