Objeciones de la Democracia Cristiana al proyecto oficial

El dirigente de la Demoracia Cristiana a nivel nacional, Juan Fernando Brügge, estuvo en esta ciudad en el marco de su plan de visitas “a cada uno de los distritos en las provincias para reforzar la tarea que vienen realizando las dirigencias locales y los afiliados para fortalecer el crecimiento del partido” dado que ....
“si bien tenemos una vasta historia en la política argentina, hoy, con la nueva legislación nacional sobre partidos políticos, se nos exige que haya una constante afiliación”, requisito que controla la Justicia Electoral.

Ese fue uno de los temas abordados en la entrevista con PREGÓN, como también pronunció conceptos en torno al debate, en una Comisión bicameral nacional, del proyecto que modifica y unifica los códigos Civil y Comercial, en lo que adelantó que “básicamente no estamos de acuerdo con gran parte del proyecto que se ha elevado, tanto en la metodología como en el contenido”, remarcó el dirigente cordobés, que es abogado constitucionalista, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad Nacional de Córdoba y la Universidad Católica de Córdoba, y diputado -mandato cumplido- en su provincia.

CAMBIO DE LAS

REGLAS DE JUEGO

Brügge reconoce que en Argentina “teníamos un sistema de partidos que efectivamente estaba distorsionado” por la cantidad de partidos políticos, tanto que “hace cuatro años podíamos decir que había cerca de ochocientos cincuenta partidos entre nacionales, provinciales y algunos municipales. Ese excesivo fraccionamiento de partidos, que se podían formar muy fácilmente con un número mínimo de afiliaciones y adhesiones, generaba que hubiese una suerte de tráfico o comercio de sellos partidarios” por cuanto “había partidos que se identificaban con una sola persona, eran unipersonales, y que muchas veces se desempolvaba en la época de elecciones para ver de qué manera podía conseguir algún favor de los partidos mayoritarios”.

Resultado de esto “se conformaban frentes donde convivían partidos de diferentes extracciones ideológicas: yo he visto frentes -recordó- donde había partidarios comunistas con integrantes de partidos liberales, algo que pareciera imposible en el mundo pero en Argentina era posible, pero eso se daba porque no eran representaciones genuinas de esos idearios, sino eran sellos, con intereses personales y particulares”.

En ese sentido, “la ley ha venido a poner orden” -ponderó-, al punto que “al año siguiente de la aplicación de la ley, perdieron la personería jurídica unos doscientos cincuenta partidos, es decir que produjo una limpieza que dentro de todo es positiva”, pero “lo negativo -apuntó- es que la aplicación estricta de esta ley afecte al pluralismo”.

“Una sociedad -explicó entonces Brügge- debe ser plural en las ideas, en las ofertas electorales, y el hecho de tener que mantener un número de afiliados que la Justicia año a año revisa y si no los tiene le da un plazo y si el partido no cumple le caduca la personería, obliga a que muchos de esos partidos en la elecciones tengan que volver a aliarse con los partidos grandes para poder sobrevivir, porque en definitiva no tienen las ventajas o las posibilidades de los partidos grandes, porque un partido grande o es gobierno o es la primera oposición y por lo tanto accede a recursos, que es el otro gran tema: el financiamiento”.

Allí aseveró con énfasis que “hoy el financiamiento de los partidos políticos no llega como debe llegar a aquellos que lo necesitan” e incluso reveló la contracara, al decir que “un partido que está en el gobierno hasta puede renunciar al financiamiento. Sé del caso de partidos que están en el Gobierno nacional, que tranquilamente cuando la Justicia les hace el planteo de que no les va a aprobar tal o cual balance o rendición de cuenta, y eso significa la pérdida de los aportes del Estado, renuncian a cobrar el ‘aporte permanente’ como se denomina”.

“Entonces -siguió- uno se pregunta cómo pueden renunciar a cobrar dos, tres, cuatro millones de pesos, y es porque tienen la otra gran caja importante que es la administración pública y el aporte que hace cada uno” de los afiliados partidarios que han accedido a puesto o cargo público.

“No estamos hablando de que haya un manejo de fondos públicos que no corresponda o desviación de fondos a los partidos, sino que cada afiliado de un partido que ingresa a la administración pública, por la Carta Orgánica está obligado a aportar un porcentaje que se llama ‘aporte partidario’, que corresponde y es legal. Entonces si sumamos todas las personas que un partido puede nombrar cuando está en el gobierno y que cada uno de ellos debe aportar entre el cinco y el veinte por ciento de su sueldo, depende del partido que se trate, obviamente tiene una fuente de financiamiento muy importante”, a diferencia de “los partidos que no tenemos presencia en la estructura de poder de los gobiernos provinciales o nacionales”.

A éstos, por el contrario -se quejó el dirigente cordobés-, “se nos exige hasta el último requisito, que en una economía como la nuestra que una parte es informal, como lo reconoce el propio Gobierno nacional, se nos hace difícil conseguir todos los comprobantes que exigen los auditores que pone la Justicia y al más mínimo problema surge una observación y eso significa la suspensión automática de los fondos”.

En resúmen, “el diagnóstico antes de esta ley era desastroso, había cualquier cantidad de partidos políticos. La ley quiso poner orden, pero detrás de ese orden vino un cambio de las reglas de juego que buscaba un achicamiento de las ideas y del pluralismo”, sentenció el jefe de la DC argentina.

Reclamo de “Reparación

Histórica” suma adhesión

Con el propósito de “poner en común” la iniciativa que promueve la creación de un Fondo de Reparación Histórica para Jujuy en el ámbito nacional, la diputada provincial Isolda Calsina se reunió con los intendentes de Palpalá y El Carmen a los fines de explicarles la líneas vertebrales de su trabajo.

El proyecto de la representante de LyDER fue aprobado por unanimidad en la Legislatura, y de sancionarse en el Congreso Nacional, representaría -dijo- la llegada de 671 millones de pesos a la provincia para el desarrollo de infraestructura, convirtiéndose en un reconocimiento del país hacia los jujeños “por los sacrificios desplegados por nuestro pueblo hace 200 años, que permitieron la libertad del país, pero nunca fueron reparados”, según indicó Calsina.

HACER UNA

“CAUSA COMÚN”

En primer término la comitiva integrada por Calsina, la concejal capitalina Alejandra Mollón y referentes del partido LyDER, fue recibida por el intendente de Palpalá, Alberto Ortíz, quien tras escuchar la exposición de la legisladora acerca de los principales lineamientos del proyecto alentó “esta búsqueda de un reconocimiento al histórico papel que desempeñó el pueblo jujeño en la independencia del país”, por lo que comprometió su apoyo y dijo que “es una iniciativa en la cual seguiremos trabajando para que se haga realidad”, informaron allegados a Calsina.

Más tarde en El Carmen los referentes de LyDER fueron recibidos en la Intendencia por el jefe comunal Adrián Mendieta y concejales de esa ciudad, todos quienes expresaron su interés por los pormenores del proyecto.

“Fue una jornada positiva, en la que trabajamos por la provincia sin observar la posición partidaria que ocupamos cada uno, sino asumiendo la responsabilidad que el pueblo ha depositado en nosotros a través de las urnas. En honor a ello debemos generar mejores condiciones para transformar a Jujuy en un lugar mejor para vivir”, destacó la diputada Calsina, principal impulsora del proyecto.

La agenda de trabajo de los equipos de LyDER abocados a difundir el pedido en distintos puntos de la provincia y lograr hacer del mismo una “causa común”, continuará en los próximos días con visitas a otros municipios, se adelantó.

Coment� la nota