En nueve años crecieron 2.100% los juicios laborales por accidentes de trabajo

En nueve años crecieron 2.100% los juicios laborales por accidentes de trabajo
Sobre $7.000 M, $2.500 M va a los abogados

Con la Ley de ART vigente hasta que se reglamente la nueva legislación votada esta semana, se creó alrededor de los accidentes laborales y enfermedades profesionales lo que se suele llamar una “industria del juicio” que mueve unos $7.000 millones anuales, de los cuales $2.500 millones terminan en manos de los abogados litigantes. Desde el 2003, cuando estos juicios representaban unas 2.947 causas anuales, según las proyecciones de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), llegarán este año a los 64.638 juicios, lo que representa un crecimiento del 2.100% en los últimos nueve años.

El informe de la UART hace referencia a los juicios iniciados anualmente sin contar ni las demandas ante jueces federales con competencia en las provincias o fuero de la seguridad social ni las mediaciones y/o conciliaciones obligatorias, con las cuales la cifra ascendería considerablemente.

Un dato relevante del informe es que los juicios no dejaron de crecer aun en los meses en que cayó el empleo o se mantuvo estable. Desde enero del 2002 hasta agosto del 2012 se iniciaron casi 266.000 juicios en todo el país. Por cada 10.000 trabajadores cubiertos, casi 75 iniciaron algún juicio.

En cuanto a las jurisdicciones con mayor litigiosidad en lo que hace a enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, el informe señala que en primer lugar se encuentra Santa Fe, seguida por Córdoba, Mendoza, Capital Federal y Buenos Aires.

Sin embargo, de los datos de los primeros ocho meses del año se desprende que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue la que mayor tasa de crecimiento presentó en la cantidad de juicios iniciados, con un alza del 27% anual y una participación del 33% del total de casos, superando a la provincia de Santa Fe, con una participación del 18 por ciento.

En cuanto a participación sobre el total de casos, la siguen la provincia de Buenos Aires, con el 17%; Córdoba, con el 13%, y Mendoza, con el 8 por ciento.

Por su parte, entre enero del 2007 y agosto del 2012 se iniciaron 136.000 procesos de mediación. También los datos de los primeros ocho meses del año muestran una tendencia alcista, con un crecimiento del 51% respecto del 2011, que –de continuar así– podría alcanzar las 46.275 mediaciones a fines del 2012.

Según datos de la Unión Industrial de Berazategui (UIB) elaborados sobre la base de informes de la UART, el monto estimado como pasivo contingente que pesa sobre las empresas se estima en el orden de los $7.000 millones, con honorarios de no menos de $2.500 millones, todo esto frente a una baja del 22% en la tasa de accidentes y enfermedades profesionales desde el inicio del sistema de ART. A su vez, las muertes se redujeron 56 por ciento. Según la entidad, estas contracciones se deben a un incremento del 360% en la cantidad de visitas de control por parte de las ART.

Empresarios y legisladores sumaron apoyo a la nueva ley

Legisladores del Frente para la Victoria y empresarios de diferentes sectores salieron ayer al cruce de las críticas al nuevo esquema de Riesgo de Trabajo y consideraron que se trata de "un paso decisivo para eliminar uno de los más graves conflictos que afrontan diariamente las Pymes".

El titular de la Unión de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (UART), Jorge Aimaretti, tildó de "interesante avance" la ley aprobada el miércoles y explicó que "se aspira a que se disminuya el reclamo judicial y que finalmente, al tener (el trabajador) un importante beneficio económico sin necesidad de recurrir a la justicia, ello tiende a disminuir costos y a evitar gastos extras que están encareciendo la cobertura".

Para el presidente de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires, Raúl Lamacchia y el presidente de la Asociación de Industriales (ADIBA), Juan Carlos Uboldi, "al eliminar de hecho la doble vía y terminar con la industria del juicio, esta ley representa un paso decisivo" para las pequeñas y medianas empresas.

En idéntica línea, el diputado peronista por Santa Fe Omar Perotti calificó la sanción como "una muy buena noticia para el sector productivo de nuestra provincia, que se estructura fundamentalmente por un alto porcentaje de pymes".

“El trabajador que sufra un accidente de trabajo, no tendrá que litigar durante años, sino que cobrará su resarcimiento inmediatamente", concluyó.

Coment� la nota