Nación aporta $80 millones para superar padecimientos de vecinos de Floresta Alta

Nación aporta $80 millones para superar padecimientos de vecinos de Floresta Alta

Desde hace cuarenta años los vecinos asentados en Floresta Alta carecen de servicios básicos elementales, así como de infraestructura que les permita una mejor calidad de vida.

Los viajes del intendente Gustavo Sáenz a la Capital Federal no resultaron en vano.

Entre los fondos comprometidos sobresalen 80 millones de pesos, los que se destinarán para obras básicas e infrastructura para Floresta Alta, vecinos que, en algunos casos desde hace cuatro décadas, sufren padecimientos tales como carencia de agua, mucho menos de cloacas, alumbrado público, mejoras en sus calles de tierra que año atras año son lavadas por las lluvias.

Saénz tomó la decisión de acudir al poder central y logró  respuestas. Es que, acuciado por la falta de recursos y ante un panorama crítico -esencialmente el estado de las calles deplorables herencia de la gestión anterior- no le quedó más que recurrir a las autoridades nacionales. 

Las partidas de la coparticipación municipal siguen siendo bajas, la recaudación propia, si bien mejoró, no alcanza para cubrir todas las necesidades de los barrios.

El equipo de Sáenz consideró, tras evaluar la situación de los diferentes barrios, que el de La Floresta merecía toda la atención, má allá que inclusive fue motivo de campaña política.

El sitio tiene las características propias de las “favelas” de Brasil, ubicados en las laderas de los cerros y con precariedad de servicios y riesgos sanitarios por doquier. 

Un paso necesario

Pero para concretar estas obras de infraestructura y servicios, era imperioso un paso elemental. Y este consistió en excluir de la Reserva Natural de Uso Múltiple que comprende no solo a las tierras de Floresta Alta sino otros barrios en un franja que comprende a las serranías del Este de la ciudad de Salta. 

Por ello es que en la última sesión ordinaria, de modo urgente se procedió a sancionar la Ordenanza que modifica la Ordenanza N° 9.278. 

La celeridad provocó que el tratamiento de la Ordenanza se hiciera sobre Tablas y se puso al cuerpo legislativo en comisión, con la particularidad que todos los bloques políticos dieron su aval. Incluido el bloque del PO, que propuso un seguimiento de los recursos y del avance de las obras en el futuro.

La concejal Ángela Di Bez (Primero Salta) formuló la necesidad de aprobar la Ordenanza atento a que hay un dinero comprometido desde la Nación para proveer de agua y cloacas a este barrio. “No se trata de un mal uso de la reserva sino para beneficiar a estos barrios. Los tiempos corren y debemos ser precavidos para recibirlos esos fondos” afirmó.

El presidente del CD, Ricardo Villada, aclaró que en el trabajo del proyecto de Ordenanza se acordó con los funcionarios del Ejecutivo Municipal y del área legislativa, que era mejor modificar la Ordenanza y no avanzar en una de-safectación de espacios.

El concejal Matías Cánepa (Por Salta), por su parte dijo: “debemos rescatar el apoyo de los bloques políticos a una acción importante respecto a Floresta. Es uno de los íconos de la ciudad donde hay tanta necesidad y dificultades para el desarrollo ciudadano”. 

Apoyo unánime

Todos los bloques políticos del CD apoyaron la Ordenanza. En este sentido se pronunciaron en el debate los concejales Virginia Cornejo (PRO); Mirta Hauchana (PO); Gastón Galíndez (PJ), Ángel Ortíz (UCR), Frida Fonseca Lardies (PJ), Romina Arroyo (SD), Mario Moreno (PV) y Cristina Foffani (PO).

Coment� la nota