El municipio de Daireaux podría quebrar si la Justicia aprueba el pago de una millonaria indemnización

El municipio de Daireaux podría quebrar si la Justicia aprueba el pago de una millonaria indemnización

Luego de que la Justicia determine que el Estado municipal es responsable de la muerte de una mujer y el contagio de su hijo, la indemnización a pagar podría significarle el 80% de su presupuesto anual, por lo cual la pequeña localidad entraría oficialmente en quiebra.

Si la Justicia falla a favor del ciudadano, el municipio se vería obligado a pagar una indemnización que el propio Intendente ya catalogó como “impagable”. Desde la comuna conducida por el FPV afirman que solo podrían hacerlo si el gobierno provincial les tiende una mano.

Un vecino mantiene en jaque al pequeño municipio de Daireux, quien acusa al estado municipal de ser el responsable de la muerte de su mujer y el contagio de su hijo, víctimas de una mala práxis hospitalaria grave, cuando ambos contrajeron HIV al tomar contacto con sangre contaminada en medio de una transfusión sanguínea.

El desgraciado suceso ocurrió en 1991, cuando entonces la mujer arribó al hospital municipal a punto de parir. Diez años después del contagio, ella murió. Ahora el hijo –un joven de 26 años- y su padre solo esperan justicia.

Sin embargo, el jefe comunal de Daireux afirmó que “es imposible pagar” la multa que la Justicia le impone al municipio, puesto que representa el 80% de su presupuesto anual. Por lo que solo se animan a esperar un rescate de la provincia.

Por su parte, el médico y personal médico implicado en el contagio de HIV, que más tarde significó la muerte de la mujer, fueron absueltos.

Luego de que en 2008 la Justicia provincial determinara que el estado municipal era el responsable del caso de mala práxis, la demanda ha rondado de gobierno a gobierno, hasta llegar al del actual intendente, Esteban Acerbo, quien triunfó en las elecciones recién en 2015.

Es por eso que desde el gobierno municipal aspiran a extender el conflicto, apelando fallos en contra, para ganar más tiempo.

Si la Justicia rechazara estas razones y obligara al municipio a pagar, la pequeña localidad de Daireaux podría entrar en quiebra, según estimaron sus autoridades.

Coment� la nota