El ministro de Scioli salió a despegarse de las acusaciones de corrupción

El ministro de Scioli salió a despegarse de las acusaciones de corrupción

Cristian Breitenstein dijo que no tenía injerencia en la administración de Astillero Río Santiago. Está acusado de cobrar sueldos de 20 empleados que mandó a designar.

El ex ministro de la Producción de Buenos Aires Cristian Breitenstein buscó desvincularse de la causa judicial Astillero Río Santiago, en la que se investigan maniobras irregulares durante el gobierno de Daniel Scioli.

A través de un comunicado, afirmó que no tiene nada que ver con la investigación y afirmó que durante sus casi 20 años en la actividad política pública, nunca tuvo causas penales en su contra.

"No tuve la menor injerencia en la administración del día a día en esos lugares y menos aún firmé contratos ni dispuse movimientos de dinero ni retiré, ni mandé a retirar recurso alguno”, remarcó Breitenstein en el texto enviado hoy a la prensa.

Breitenstein manifestó sentirse apenado porque después de 4 años de iniciada la investigación y un año después de dejar la función pública se ve afectado por lo que denominó "evidente estrategia procesal para ganar tiempo".

Así calificó la acusación en su contra que en el expediente realizó Héctor Scavuzzo, ex director de Astillero Río Santiago durante la gestión de Breitenstein e imputado por el delito de peculado.

Scavuzzo, ex intendente de Coronel Pringles, dijo que era Breitenstein quien concurría ante la empresa a retirar el dinero destinado a los sueldos de unos 20 empleados que él había pedido designar en esa dependencia.

"Yo no tenía firma en esos ámbitos (con algunas excepciones muy particularizadas ) y sus presidentes eran designados por el Gobernador", dice el texto distribuido por el ex ministro de Producción y Ciencia y Tecnología.

Breintenstein también negó que diera ordenes técnicas y aseguró que se limitaba a fijar objetivos de políticas públicas de cada área en los organismos que de él dependían.

Finalmente informó que sus abogados concurrirían hoy a la fiscalía de Delitos Complejos en La Plata a ponerlo a disposición de cualquier citación judicial.

Junto a Scavuzzo, otro procesado en la misma causa es Andrés Ombrosi, ex jefe de Gabinete de la cartera de Producción y mano derecha de Breitenstein, no solo en sus 4 años de gestión en La Plata, sino también durante sus 6 años de intendencia.

Breitenstein, actualmente radicado en Alemania, llegó al gobierno municipal bahiense en abril de 2006 ante el pedido de licencia del intendente Rodolfo Lopes, luego desplazado por el Concejo Deliberante, por estafa y peculado.

Tras completar el mandato de Lopes, Breitenstein ganó las elecciones y ejerció como intendente hasta diciembre de 2011.

Pese a haber ganado con amplitud su reelección, antes de asumir el nuevo mandato, pidió licencia y luego renunció, para integrar el gabinete de Scioli.

Coment� la nota