Malas lenguas 952

De reclamos y denuncias I. El breve paso de Julio Razona por la Secretaría de Seguridad trajo interrogantes varios. 

Dos en particular: si Razona expuso su visión sobre la situación en la Secretaría que recibió de manos de la desgestión de Cospelito, y si sus dichos llevaron a que el ex fiscal general adjunto de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigiani, elevara una denuncia al respecto, solicitando se investigue a quien fuera su superior directo, Fabián Uriel Fernández Garello. ¿En qué lugar queda el fiscal general, que debió actuar de pleno derecho al conocer por los medios y sin solicitud de actor las cuestiones que llevaron a Razona a horrorizarse y ordenar medidas? ¿Cómo es posible que Garello haya omitido accionar per se, si, tal como dice la ley, está habilitado y obligado a hacerlo? Es obvio que la connivencia entre Garello y Gustavo Arnaldo Pulti tiene más motivos que lo que el común de los mortales podemos advertir.

De reclamos y denuncias II. La presentación de Razona ante la Fiscalía 10 abundó en lo que los fiscales ya conocen, y es que por los siete mil y pico de carnets irregulares no se ha iniciado acción alguna. Según publicó Noticias & Protagonistas, “en lo que hace a la investigación que se lleva adelante respecto a la posible implicancia del intendente, Gustavo Pulti; el secretario de Seguridad Adrián Alveolite; y el director de Movilidad, Guillermo Iglesias en la causa por la comercialización de las licencias- el fiscal Javier Pettigiani adelantó que en los próximos días se continuará con el análisis de la documentación secuestrada durante el allanamiento realizado en El Gaucho y que se avanza en la recopilación de testimonios y pruebas”. Esta información se publicó el 18 de marzo de este año. Lo que lleva a señalar que hay cuando menos cuatro IPP abiertas por un mismo delito continuado. Y la denuncia de Razona no introduce nada nuevo.

Calor y mismos reclamos. Altas temperaturas, corte en la provisión de agua, el 0800 de OSSE que no responde y las pérdidas que se perpetúan por días y días. Eso también es herencia, aunque allí hay continuidad administrativa y gerencial. Mucho ruido y poco agua.

Cuitas portuarias. En tanto el actual presidente del Consorcio Portuario Jorge Hidalgo busca una pista que le indique si hay posibilidad de seguir en el cargo, la interna ruge a tal punto, que se publicó en el diario del coruñés emprendedor un obituario dándolo por fallecido. Juego fuerte en un escenario de  tahúres complicados.

Operativo. El operativo de Nochebuena encabezado por el intendente Arroyo y los funcionarios Vicente y Baragiola fue la consecuencia de la negativa del personal de Tránsito a trabajar si no se les paga la productividad a la que mal los habían acostumbrado. Dicho pago viola la ley, y ha sido un delito llevado de manera continuada por la anterior gestión. El tema traerá repercusiones fuertes en el año por iniciarse.

Coment� la nota