Larreta evalúa alivio para empresas y empleados porteños

Larreta evalúa alivio para empresas y empleados porteños

Los representantes del entramado productivo porteño quieren una moratoria para Ingresos Brutos y la exención de retenciones sobre ese tributo. El ala sindical pide acompañar el bono que anunció el presidente para estatales nacionales y la reapertura de paritarias. Qué dice el Gobierno.

Ni bien se conocieron las medidas improvisadas por el Gobierno nacional para aliviar las consecuencias directas de la devaluación del 25% operada sobre el peso desde el inicio de la semana, los representantes del empresariado y el sindicalismo porteño lanzaron una ofensiva contra la administración de Horacio Rodríguez Larreta para obtener una réplica a escala local.

Luego de evaluar el riesgo que enfrenta el oficialismo en el distrito capital como consecuencia del declive de Macri en las urnas, empresarios y funcionarios renovaron conversaciones que venían manteniendo desde hace tiempo para poner en marcha anuncios a tono con los de la Casa Rosada, en parte gestados por la presión ejercida desde Parque Patricios y desde el gobierno de María Eugenia Vidal apenas iniciada la semana.

El vicejefe de gobierno, Diego Santilli, y el ministro de Hacienda, Martín Mura, tomaron nota de una serie de demandas de los agentes económicos y productivos del distrito para "poner plata en el bolsillo de la gente" y "volver a encender el círculo virtuoso".

El principal planteo pasa por lograr una moratoria en las deudas por Ingresos Brutos, para empardar así las prórrogas que la AFIP hará en favor de los pequeños comercios e industrias en lo que atañe a tributos nacionales. Por su impacto fiscal, es una cuestión por analizar en detalle.

Mientras tanto, los empresarios lograron obtener el compromiso del Gobierno de Larreta de mantener hasta fin de año la suspensión del sistema de retenciones bancarias de Ingresos Brutosque impacta en las pequeñas y medianas empresas. La exención del Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias (Sircreb) para pymes, lanzada en marzo, tiene una prolongación de 180 días y vence en noviembre. Será extendida al menos un mes más.

En otro orden, los hombres de negocios reclamaron que el Banco Ciudad haga un gesto ante la situación y reduzca las tasas que cobra para las transacciones con tarjetas de débito y crédito, lo cual complica a los comerciantes minoristas frente a las cada vez más frecuentes operaciones con plásticos. Aunque acotado a una institución financiera, fortalecería el reclamo del sector frente a las demás entidades del sector. 

Otra medida menor reclamada fue la reducción de los costos de las habilitaciones que se cobran a los comercios, pensando a mediano plazo en una reactivación de la actividad y la creación de más empleos -hoy, un horizonte lejano.

A la par, circula entre despachos oficiales la posibilidad de resignar ingresos en concepto de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL). Sin definiciones por el momento.

En la vereda de enfrente, el movimiento gremial comenzó a moverse y tras saberse que la Casa Rosada otorgará un bono de $ 5000 para los más de 180.000 empleados de la administración pública nacional, las fuerzas armadas y las fuerzas de seguridad, retomaron su reclamo de mejora salarial.

El gremio mayoritario en la capital federal, Sutecba, dejó entrever que estudian el paquete economico del macrismo y, tras reunir al consejo directivo presidido por el secretario general, Amadeo Genta, determinarán el tenor del reclamo a las autoridades del Ejecutivo.

Por su parte, el titular de ATE Capital, Daniel Catalano, confirmó a este diario que junto a otros gremios combativos reclamarán el pago de un bono y la reapertura de paritarias.

Desde la sede gubernamental de Parque Patricios confiaron a El Cronista que se van a evaluar alternativas para acompañar esta "situacion difícil", como se hizo en marzo y agosto, pero todavía no hay definiciones en tanto continúan las evaluaciones de impacto sobre las arcas públicas.

Coment� la nota