Irrigación: sin apuro, Cornejo define “su” superintendente

Irrigación: sin apuro, Cornejo define “su” superintendente

El 28 de marzo finaliza el período de José Luis Álvarez. Hasta que no asuma un sucesor radical, Irrigación quedará a cargo del peronista Omar Demuru.

Todo parece indicar que el gobernador Alfredo Cornejo no remitirá al Senado en lo inmediato el pliego de su candidato para nuevo Superintendente General de Irrigación.

El actual titular, José Luis Álvarez, culminará su mandato el próximo martes 28 de marzo. Para alcanzar una sucesión inmediata y que el nuevo líder pueda asumir el miércoles 29 de marzo, el Gobernador debería remitir el pliego antes de este viernes 24 de febrero. Es que el proceso de convalidación legislativa demora 30 días entre el ingreso del pliego al Senado, su toma de estado parlamentario, la audiencia pública y la votación secreta por la aceptación o el rechazo.

Pero Cornejo parte hoy hacia Estados Unidos y aunque en las últimas horas mantuvo contactos con uno de los radicales que evalúa para el “sillón del agua”, en la Casa de Gobierno no aparecen señales de apuro por definir el tema. “Por ahora, vamos a esperar”, dijeron a Los Andes en la propia Gobernación. Y las especulaciones sobre la inminencia en la definición del nombre del sucesor de Álvarez parecieron disolverse.

Por el momento, el Ejecutivo impulsa en el Senado el nombre de sus últimas dos candidatas: a la Defensoría General, a Mariana Silvestri y al Tribunal de Cuentas, a Liliana Muñoz -sobre quien recayeron las mayores objeciones desde la oposición.

La transición

La ausencia de sucesor inmediato de Álvarez en Irrigación dará inicio -luego del 28 de marzo- a un nuevo período de transición hasta que se produzca la asunción del nuevo superintendente.

El organismo del agua quedará a cargo del presidente del Tribunal Administrativo, el ex legislador justicialista Omar Demuru, consejero por el Río Diamante y cercano al intendente de San Rafael, Emir Félix.

A Demuru, a su vez, se le vence su permanencia en Irrigación el 15 de mayo próximo. Ese mismo día se terminará también la gestión del radical Alejandro Genari. Se trata del consejero por el Río Mendoza, que en 2012 fue propuesto por el gobernador Francisco Pérez en acuerdo con el intendente de Godoy Cruz y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo.

Por lo tanto, el actual gobernador deberá enviar este año tres pliegos al Senado, para cubrir otras tantas vacancias entre las autoridades de Irrigación.

Los tres consejeros restantes finalizarán su tarea recién en los próximos dos años.

Hasta julio de 2018 estará el consejero por el río Atuel, Nicolás Gutiérrez, del sector del peronismo azul cercano al ex intendente de General Alvear, Juan Carlos De Paolo.

Hasta setiembre de 2018, por el Tunuyán Inferior, estará Fernando Escobar. Fue impulsado en su momento por el sector Azul del PJ, que responde al intendente de San Martín, Jorge Omar Giménez. Hasta abril de 2019 permanecerá por el Tunuyán Superior, José Viard.

También fue propiciado por el justicialismo azul, en este caso de Tunuyán, hoy dividido entre la presidenta del bloque del PJ en Senadores, Patricia Fadel y el intendente Martín Aveiro.

Es decir que, durante su mandato, Cornejo renovará en forma íntegra a las autoridades de Irrigación. No sólo promoverá al nuevo superintendente (hasta 2022), sino a todos los consejeros de los distintos ríos de la provincia: dos de ellos durarán hasta 2022, otros dos hasta 2023 y el quinto llegará hasta 2024.

En la danza de nombres para remplazar a Álvarez aparecen un diputado y un senador radicales, un miembro del gabinete provincial y un profesional de temas hídricos cercano a Cornejo.

Coment� la nota