La interna de intendentes y movimientos sociales, detrás de la caída del funcionario de los fideos

La interna de intendentes y movimientos sociales, detrás de la caída del funcionario de los fideos

El ministro Arroro echó al secretario de Articulación de Política Social, Gonzalo Calvo, sindicado como responsable de la compra alimentos. Cercano a los intendentes, hablan de una cama de los movimientos sociales.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, le pidió este martes la renuncia al secretario de Articulación de Política Social, Gonzalo Calvo, un ex funcionario de la Municipalidad de Almirante Brown, sindicado como el responsable de la compra de la polémica partida de alimentos de casi 400 millones de pesos, que incluyó fideos, azúcar y aceite, con precios muy por encima de los de referencia.

Grabois denunció sobreprecios en la compra de alimentos y estalla la interna en Desarrollo

Según señalaron allegados a Arroyo, la determinación de desplazar al funcionario tuvo que ver con que fue quien "tomó la decisión de avanzar con la compra" de los alimentos. Además, el Ministerio de Desarrollo Social activó una investigación interna sobre el caso, por lo que habrá otros cambios en la cartera. Luego de conocida la renuncia de Calvo, más de diez funcionarios también fueron forzados a dejar el cargo ya la sangría continuaría en los próximos días.

Calvo era un funcionario cercano al grupo de intendentes peronistas del Conurbano que más abiertamente apoyaron a Alberto Fernández. Y estos no disimulan que su caída es producto de la tensión con los Movimientos Sociales, que aspiran a mantener su influencia en la cartera social.

Sin embargo, detrás de lo que parece ser un caso resuelto, se despliega una fuerte interna política. Calvo era un funcionario cercano al grupo de intendentes peronistas del Conurbano que más abiertamente apoyaron a Alberto Fernández. Este grupo cree que su caída es producto d ela tensión con los Movimientos Sociales, que como reveló LPO, han empezado a perder la influencia que tenían en esa cartera durante el macrismo.

Fuentes al tanto de la situación en Desarrollo Social revelaron que los intendentes consideraron injusto el desplazamiento de Calvo porque este funcionario no era quien definía las compras, sino que es la Secretaría Administrativa de la cartera quien tiene ese poder. Ese cargo lo ocupa Cecilia María Lavot, cercana al diputado Carlos Castagnetto, viceministro de Desarrollo Social durante la gestión de Alicia Kirchner.

Pero el escándalo, que fue agitado públicamente por Grabois, esconde la tensión de los movimientos sociales con los intendentes. Durante el macrismo, la ministra Carolina Stanley terminó rehén de los movimientos sociales que pasaron de recibir un millón de kilos de comida a casi doce millones, casi sin controles. Arroyo pretendía empezara  controlar ese flujo de recursos y la tensión fue creciendo.

Los movimientos sociales mantienen resortes estratégicos del ministerio. El líder del Movimiento Evita, Emilio Pérsico controla la Secretaría de Economía Social y Daniel Menéndez de Barrios de Pie la Subsecretaría de Políticas de Integración y Formación.

Comentá la nota