La inminente detención de Néstor Otero sacudiría a poderoso empresario marplatense

La inminente detención de Néstor Otero sacudiría a poderoso empresario marplatense

Néstor Otero, conocido como el “Zar de Retiro” y dueño también de la Terminal de Omnibus de Mar del Plata, a un paso de caer preso luego de rechazarle el juez federal Claudio Bonadio rechazó la exención de prisión . En las próximas horas ordene su captura luego que su nombre aparecieran en los cuadernos de Centeno.

La situación de Otero sería por demás complicada, ya que la empresa Terminal Mar del Plata S.A., registra facturación con firmas apócrifas, lo que también constituye evasión. Pero no todo quedaría ahí ya que de avanzar la investigación, un poderoso y conocido empresario marplatense podría quedar involucrado en la maniobra y no se descarta que pudiese ser citado por la Justicia por su relación con la ferroautomora marplatense.

Cae recordar que Otero en su momento fue condenado en un juicio abreviado a realizar una probation por coimear al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, al que le pagaba el alquiler del apartamento en el que vivía el ex funcionario.

Ahora volvió a quedar vinculado a un caso de corrupción, a partir de su aparición en los llamados “Cuadernos de la corrupción”, donde consta que el viceministro de Planificación Roberto Baratta fue a buscar 250.000 dólares en efectivo a las oficinas que tiene el empresario en la Terminal de Retiro.

El 9 de agosto se presentó a declarar ante Bonadio, frente a quien negó haber entregado bolsos con dinero. Dijo, además, que cuando el chofer de Baratta cuenta en los cuadernos que recolectaron dinero en las oficinas de la Terminal, él estaba de viaje en Paraguay.

Ahora Bonadio le negó la exención de prisión, que es un recurso que puede presentar toda persona que se considere imputada, en cualquier momento del proceso. Quedó a un paso de ser detenido.

La causas que involucran al empresarios

Sobre Otero ya pesaba una causa en su contra impulsada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) a partir de un informe del Banco Central y reportes de operaciones sospechosas provistos por la Unidad de Información Financiera (UIF) respecto de sociedades que integran el Grupo Otero.

En ese expediente que está a cargo del juez Marcelo Martínez De Giorgi, el fiscal Franco Picardi imputó a Otero. En concreto, se investiga si el empresario cometió delito de lavado de dinero cuando en agosto de 2014 usó una cuenta bancaria personal en el Banco Sáenz para realizar 39 transferencias por $7.480.000 a cuentas correspondientes al grupo integrado por TEBA y otras sociedades.

Además, en la Justicia en lo penal económico hay una denuncia por evasión fiscal contra Otero y según la AFIP otra empresa del “Zar de Retiro”, Terminal Mar del Plata S.A., registra facturación con firmas apócrifas, lo que también constituye evasión.

Coment� la nota