La industria llegó estancada a marzo y ahora se viene un nuevo derrumbe

La industria llegó estancada a marzo y ahora se viene un nuevo derrumbe

Durante la cuarentena, la producción diaria cayó 76%. Un día hábil sin coronavirus la producción industrial es de $11.438 millones, mientras que en un día hábil de cuarentena es de apenas $2.770 millones

La industria llegó al coronavirus con una leve recuperación, que sin embargo no le permitía salir del pozo. Si bien entre diciembre y febrero acumuló tres meses de repunte desestacionalizado de 1,4% promedio mensual en su producción, marcó una contracción de 0,5% respecto del mismo período de 2019. El fuerte desplome en la construcción, que en lo que va del año tuvo un pésimo desempeño, fue una de las claves para explicar la lentitud del sector fabril en el mes previo a la cuarentena. Ahora caerá con mucha fuerza.

Los números de febrero muestran la dinámica previa. Pero en marzo y abril la industria es uno de los sectores más afectados por la cuarentena obligatoria. La mayoría de los rubros fabriles tuvo actividad cero. De hecho, cálculos de la UIA, a los que BAE Negocios tuvo acceso, mostraron que en un día hábil sin Covid-19 la producción industrial es de $11.438 millonesmientras que en un día hábil de cuarentena es de apenas $2.770 millones. Es decir, fábricas operando al 24%, con una diferencia de $8.668 millones diarios en la agregación de valor.

Desde el vamos, una mirada sobre la metodología del IPI manufacturero permite observar que para el Indec la industria alimentaria tiene una participación de 24,6% en el total; los productos farmacéuticos ,una de 3,6%; los instrumentos médicos, una de 0,8%, y detergentes, jabones y productos personales otra de 1,9%. Un total de 30,9% para los directamente esenciales. Un informe reciente de PxQ resaltó: "El 33% del empleo industrial es alimentos, un rubro que se mantiene operando. La mayor vulnerabilidad se encuentra en el resto de los puestos de trabajo industriales".

Los mencionados datos de febrero fueron publicados este martes por el Indec. Se trata de números que resulta mejor leerlos en clave acumulada con los de enero, ya que en el primer bimestre de cada año las paradas técnicas y las vacaciones pueden "ensuciar" un poco los cálculos. Pero, además, otro informe publicado este martes por el Indec mostró que la construcción tuvo un desplome de 22,1% en términos interanuales.

Ese dato ayuda a explicar el estancamiento de la industria, por el efecto que la construcción tiene sobre la demanda de productos fabriles. De hecho, así como en 2017 la obra pública fue la única que traccionó al sector industrial, ahora su parate y el de la obra privada operaron en el sentido contrario. Afectó así a rubros manufactureros como los minerales no metálicos (cemento, yeso, vidrio), los productos del metal, los de caucho y plástico, la industria de maquinaria y equipo y la siderurgia. Entre todos suman una participación de 27,3%.

Eso sí: la demanda de maquinaria agrícola le salvó las papas a los dos últimos rubros, que terminaron con subas de 17,8% y 2,6% en el primer bimestre. La otra buena nota se la sacaron los alimentos y bebidas, cuya demanda de los hogares los disparó a una suba de 4,6% en enero-febrero. La automotriz, otro rubro de alta relevancia, cayó 5,9% en el primer bimestre, por la escasa demanda del exterior.

Comentá la nota