Impulsan una ley contra el consumo de bebidas azucaradas y alimentos procesados

Impulsan una ley contra el consumo de bebidas azucaradas y alimentos procesados

Un grupo de diputados –entre ellos, Estela Regidor– presentaron un proyecto a través del cual piden al Estado no incentivarlo. Se basan en datos que los indican como causantes de un alto porcentaje de muertes en el país. 

En octubre de 2019, el Ministerio de Salud de la Nación dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR), que se realizó junto con el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), pusieron luz sobre una problemática grave: el 73,4% de las muertes en Argentina son consecuencia de patología asociadas a la obesidad. 

Es por ello que la diputada nacional por Corrientes Estela Regidor, junto con sus pares Claudia Najul, Roxana Nahir Reyes, Dolores Martínez, Lorena Matzen y Mario Horacio Arce, impulsa en el Congreso de la Nación un proyecto de ley que prohíbe en todo el territorio argentino la inclusión por parte de los poderes del Estado, en cualquier política pública de incentivo al consumo, de las bebidas azucaradas y los productos alimenticios industrializados altos en azúcar, en sodio o en grasas perjudiciales para la salud (saturadas y trans).

La iniciativa de ley está compuesta de dos artículos, uno de forma y otro en el cual se establece la prohibición requerida. 

La encuesta, que fundamenta esa iniciativa legislativa, se efectuó en hogares de localidades urbanas de 5.000 habitantes y más de todo el país y es una muestra representativa a nivel nacional y provincial, que incluye a la población de 18 años o más.

El informe analiza la respuesta de más de 29.000 individuos de todo el país y arroja información sobre los factores de riesgo de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) tales como: consumo de tabaco, consumo de alcohol, alimentación inadecuada, actividad física insuficiente, presión arterial elevada, glucemia elevada o diabetes y sobrepeso u obesidad.

“La mala alimentación y el exceso de peso son más prevalentes en poblaciones de menor nivel socioeconómico y que, por el contrario, las prácticas preventivas y la alimentación adecuada resultan más frecuentes en personas con mayores ingresos. Por todo ello es que se debe abordar esta problemática”, aseguraron a La República fuentes cercanas a la legisladora correntina.

Entre los fundamentos del proyecto, se explica que las enfermedades no transmisibles están integradas por las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) y las lesiones de causa externa. Las ECNT representadas por las enfermedades cardio- y cerebrovasculares, el cáncer, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas, son una epidemia global y constituyen la principal amenaza para la salud humana. Por año fallecen 41 millones de personas por esta causa, lo que equivale al 71% de las muertes que se producen en el mundo.

“A pesar de este escenario desalentador, estas enfermedades son prevenibles en gran medida. Las ECNT comparten los mismos factores de riesgo que explican 3 de cada 4 muertes por las mismas. Entre los cuatro factores de riesgo más importantes se encuentra la alimentación inadecuada, acompañada del consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno, el consumo nocivo de bebidas alcohólicas y la inactividad física”, sostienen.

Los diputados indican que, en este sentido, el informe concluye en que todos ellos responden a comportamientos personales y sociales principalmente adquiridos en la infancia y la adolescencia e influenciados por los entornos en donde vivimos y por la alta disponibilidad y promoción de productos nocivos para la salud como el tabaco, alcohol y alimentos y bebidas no saludables altos en azúcar, grasa y sal.

El análisis, en las ordinarias

El proyecto presentado en la Cámara de Diputados de la Nación –impulsado por Estela Regidor, entre otros diputados– sería tratado una vez que se inicie el período de sesiones ordinarias. Así lo adelantó a La República el legislador formoseño Mario Arce, quien también suscribió la iniciativa. 

“Una vez iniciado ese período, existen muchas posibilidades de que sea tratado, de allí en más que logre el acompañamiento de los demás legisladores, será otra instancia”, especuló el diputado. No obstante, valoró el acompañamiento de sus pares en llevar adelante el proyecto y poder finalmente, ingresarlo a la Cámara baja.

Comentá la nota