El GIRSU no es política electoral, es política social

El GIRSU no es política electoral, es política social

La Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), está planteada como una política de Estado, como una herramienta capaz de mejorar la calidad de vida de cientos de personas que diariamente trabajan en los basurales en condiciones infrahumanas. Intentar dilatar los tiempos para su aprobación, es no tener conciencia social.

 

 

Es por ello que llamamos a la reflexión a los legisladores del PJ, sobre todo, porque el GIRSU también forma parte de su plan estratégico en materia ambiental.

 

Hoy, una misión de consultores del BID y de representantes del Ministerio de Ambiente de la Nación se encuentra en la provincia recorriendo los basurales a cielo abierto; si el PJ tiene dudas, qué mejor oportunidad que ésta para despejarlas.

 

Las condiciones de este financiamiento del BID son inmejorables, un financiamiento al que la provincia puede hacer frente gracias al orden de las cuentas públicas, al equilibrio financiero, al ahorro presupuestario, a la gestión de este Gobierno que reorganizó un Estado que estaba a la deriva.

 

El Gobierno de Alfredo Cornejo, supo establecer prioridades y avanzar en hechos concretos sabiendo que cada paso que da, tiene un respaldo. Nunca se prometió nada que no pudiera cumplirse y la verdad siempre estuvo sobre la mesa, a disposición de todos.

 

El GIRSU no es política electoral. El GIRSU es política social. Basta de mezquindades.

Coment� la nota