EL FRENTE RENOVADOR PIDIÓ LA RENUNCIA DE LA SECRETARIA DE EDUCACIÓN

EL FRENTE RENOVADOR PIDIÓ LA RENUNCIA DE LA SECRETARIA DE EDUCACIÓN

“Por el intendente y la gestión municipal ayudaría que dé un paso al costado”, le dijo el titular de la bancada, Lucas Fiorini. A la secretaria de Educación la cuestionó por la falta de diálogo y las magras respuestas que llevó a su reunión con concejales.

Disconformes con lo actuado en estos cinco meses de gestión y las explicaciones que aportó este viernes durante su esperado paso por el Concejo Deliberante, los miembros del bloque del Frente Renovador pidieron a la secretaria de Educación de la comuna, Ana María Crovetto, que renuncie al cargo. “Por el intendente y la gestión municipal ayudaría que dé un paso al costado”, le planteó el titular de esta bancada, Lucas Fiorini.

Durante la reunión de la comisión de Educación, que contó con participación de directivos de escuelas y dirigentes gremiales del sector, Fiorini señaló que se llegó a esta instancia extrema por una “falta de diálogo real” propuesto por la funcionaria y sus colaboradores. Dijo que el resultado fue una “bola de nieve que creció hasta llegar a este punto de tensión” y destacó que “cuando no hay diálogo se pierde la confianza”.

“Si uno se deja llevar por la ausencia de respuestas hay desconocimiento, desidia y hasta desprecio por el sistema de educación municipal, que es la responsabilidad primaria del Estado”, insistió en el cierre de la reunión de la Comisión de Educación.

Fiorini junto a sus compañeros de bloque, Alejandro Carrancio y Cristian Azcona, venían marcando de manera general la serie de falencias en el funcionamiento de la secretaría de Educación y de manera puntual una serie de casos en los que advertían falta de voluntad política para dar soluciones.

“Recibí a muchos actores de la actividad educativa municipal sin ir a buscarlos porque no sabían cómo hacer para establecer un diálogo fluido”, señaló sobre las quejas de responsables de distintos establecimientos y programas que no encontraron respuesta alguna a los pedidos de audiencia que le acercaron a Crovetto.

Resumió entre esos casos la situación del Instituto Almafuerte, con carencias de infraestructura y el caso particular vinculado a módulos se destinan a financiar nombramientos políticos; la espera por detalles de resultados de la emergencia educativa que se solicitó al deliberativo, la dificultades de la Esmet Nº1 que tiene cursos saturados y necesita más docentes, la suspensión del plan Conectar 360 en escuelas secundarias, problemas en plan de alfabetización de adultos y falta de precisiones sobre el costo general del servicio de educación en el distrito.

Fiorini afirmó que con la gestión a puertas cerradas y renuencia a atender los requerimientos de directores de escuelas se perdieron cinco meses vitales para el normal funcionamiento del sistema educativo municipal. “Acá hay una responsabilidad del Estado”, le recordó a la funcionaria.

Como parte de uno de los sectores de la oposición recordó que se vienen ajustando posturas para permitirle al Ejecutivo que encauce su gestión. “Tuvimos criterios de corrección y variación porque hemos pensado desde los zapatos de opositores y también del oficialismo”, insistió el referente local del massismo.

Pero también admitió que la postura que se hizo constante en la Secretaría de Educación llevó a este extremo de pedir la renuncia de su titular. Recordó pedidos de informes que nunca se contestaron y consultas que fueron ignoradas. Y en este sentido marcó diferencias con otras áreas de este mismo gobierno que propusieron un intercambio de posturas cuando aparecieron cuestionamientos.

Fiorini responsabilizó a Crovetto de haber generado esta “situación de presión” porque “no hay diálogo fluido”, por lo que consideró que la mejor salida posible a esta crítica coyuntura es que “dé un paso al costado” y renuncie a su cargo.

Coment� la nota