Formosa podría recibir casi 600 millones más de coparticipación que beneficiarían también a las intendencias y comisiones de fomento

La pelea a nivel nacional que se viene dando en relación al Fondo Bicentenario y la alternativa que está dando la oposición con la coparticipación del 50 por ciento del Impuesto al cheque y el fondo ATN, está haciendo dudar a más de un gobernador.

La conveniencia de que sus legisladores apoyen una ley que los ayude a mejorar sus finanzas, y evite la eterna "peregrinación" ante los ministros nacionales, buscando obras públicas y fondos, para sus alicaídos presupuestos, seduce a casi todo el interior del país.

En este aspecto, la oposición, tratar de neutralizar el gigantesco operativo de cooptación que se lleva adelante sistemáticamente por el gobierno nacional, hacia los gobernadores para comprometer a sus legisladores, en la aprobación del "Fondo del Bicentenario", asunto que hasta hoy, sigue cuestionado en la Justicia.

El "FOBI" (así denominan al proyecto del Fondo Bicentenario), fue creado por un DNU presidencial (Decreto de Necesidad y Urgencia), con una gestación de 6.500 millones de dólares (casi 25.000 millones de pesos, al valor cambiario del 06/02/10), con el uso de las reservas del BCRA y de esa manera afrontar la deuda privada. Para así instrumentarlo, el Gobierno Nacional hoy, apura de manera impulsiva la convalidación de su DNU en el Congreso, porque así lo había ordenado la Justicia en el fallo de hace 16 días atrás.

Por ello, es que el kirchnerismo, ha movido todos sus hilos con las expectativas centradas en lo que se logre "hablando con los gobernadores amigos", y así adquirir la fuerza necesaria que intenta parar la superadora propuesta que lleva adelante la oposición y disidencia del mismo partido justicialista.

La presión que ejercen por estos días sobre los gobernadores es inmensa, por ende, las mismas también llegan sobre los legisladores, que se ven en la disyuntiva de ver "el verticalismo" o una situación de decir, es esto lo que realmente le conviene a mi provincia.

Uno de los primeros que ya se vio, fue "doblado" es el actual gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, que, en un supuesto y "sentido" gesto, pasó de ser un crítico a ahora (tras recibir dinero fresco), ser un nuevo aliado, porque logró que su Legislatura, el jueves pasado declarara que sus legisladores nacionales, apoyarán al FOBI.

Otro fue el misionero Maurice Closs. Al día siguiente recibió adelantos para su provincia. Y hasta el socialista Hermes Binner insinuó que está de acuerdo con el uso de reservas del Central por parte del Ejecutivo.

Toda la apuesta del oficialismo kirchnerista, está centrada en ir derribando los muros provinciales y de esa manera, no se reformule el Presupuesto Nacional, que hoy por hoy, tiene un bache fiscal de por lo menos los 25 mil millones de pesos que se quiere obtener con el FOBI y de paso, no se exija ni tampoco se trate una materia pendiente de años y del mismo oficialismo, que es la nueva ley de coparticipación federal y no solamente la de la plena coparticipación del impuesto al cheque, en el que también deberá reformularse las distribución de las retenciones a la soja, que actualmente es del 30 por ciento y como bien se sabe, se distribuye de manera automática y que van a manos de las comunas que presentan sus planes de obras. Una apuesta oficialista y también de los opositores y disidentes.

Apuestas

La apuesta hoy día del oficialismo, es que una de las cámaras apruebe el DNU, y así, éste ya adquiere fuerza de ley, según estipula la norma que reglamenta los decretos. Por eso es que el Gobierno apuesta al Senado vía cooptación de gobernadores. Pero está el excelente proyecto de la oposición, por lo que se cree que no será tan fácil.

"Los gobernadores no entregarán los votos de sus senadores a cambio de un cheque en blanco y promesas vagas", aseguran, y ponen en duda, siguiendo esta línea, la posición final de los dos senadores por La Pampa, Carlos Verna y María Higonet, hoy día cruciales para desequilibrar las fuerzas en el Senado.

El jefe del bloque del Peronismo Federal, el diputado Felipe Solá (Buenos Aires) afirmó que "no es creíble" un supuesto compromiso del Gobierno de enviar fondos a las provincias a cambio de votos favorables: "Hay gobernadores que cuanto mejor gritan que están con Kirchner, creen que más rápido les va a llegar la plata.

Para reforzar la cruzada contra el oficialismo, Solá afirmó que "no es creíble" una promesa del Gobierno a las provincias, al tiempo que criticó a los gobernadores que apoyan el mencionado DNU. "Lo que deben reclamar los gobernadores son "recursos que les corresponden del impuesto al cheque" y consideró que "hay una actitud de colonización de las provincias", aseguró.

Otras voces

"Vamos a plantear una fuente alternativa de recursos a las provincias, que no sea el uso de las reservas del Banco Central", confirmó Elisa Carrió (Coalición Cívica), quien adelantó que Alfonso Prat-Gay, de su fuerza, y Walter Agosto, del PJ disidente, ya comenzaron a trabajar en la propuesta. La jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, coincidió con el resto de la oposición en proponer que se discuta en Diputados, la modificación del impuesto al cheque.

En el mismo sentido se expresó el diputado radical Julio Martínez, que ofició de vocero del bloque. Rechazó el DNU que crea el Fondo del Bicentenario y sostuvo: "Viendo la forma del manejo de los fondos de los últimos años creo que esto va a pasar a ser una caja extra del gobierno nacional y va a ser manejado discr

Comentá la nota