Estadios sustentables

Estadios sustentables

Paneles solares e inteligencia artificial, la nueva tendencia en los escenarios deportivos

Miles de personas acuden a estadios de todo el mundo, espacios que pueden desempeñar un papel realmente importante a la hora de sentar las bases de la sostenibilidad.

Estos lugares están adoptando formas de funcionar cada vez más sostenibles, por ejemplo, buscando un consumo energético eficiente y utilizando fuentes de energía renovables.

Por caso, el estadio Luzhniki de Moscú (Rusia) en donde se jugó la última final de la Copa del Mundo, adoptó el sistema i-bus KNX de ABB. A la vez que controla la iluminación de todo el estadio, el sistema utiliza algoritmos de ahorro energético que evalúan la hora del día, la luz natural y la carga total en la red eléctrica. De esta manera, se logra un ahorro energético considerable y se va preparando el camino hacia un futuro respetuoso con el medio ambiente.

En Noruega, la cubierta del estadio del equipo de fútbol Odd, el Skagerak Arena, en Skien, cuenta con 5.700 metros cuadrados de módulos solares con una potencial nominal de 800 kWp.

Por su parte, el Tissot Arena tiene la mayor planta de energía solar presente en ningún estadio del mundo. El estadio se encuentra en la localidad suiza de Biel. Este enorme complejo deportivo presenta una cubierta añadida que cuenta con un espacio de unos 16.500 metros cuadrados para los módulos solares, el equivalente a dos campos de fútbol. Además, este proyecto sirve de modelo para mostrar el uso de energía solar en toda Suiza. La producción energética anual de la planta equivale al consumo de unos 500 hogares medios en ese país.

El FK Austria de Viena también tiene un estadio inteligente. El Generali Arena ha adoptado lo último en tecnología de edificios inteligentes y distribución energética eficiente. ABB ha suministrado varios elementos, entre ellos, el sistema KNX, gracias al cual es posible conectar en red todos los componentes de iluminación, sombras, calefacción, aire acondicionado y ventilación del estadio, lo que garantiza el máximo ahorro energético. En vez de aceite, los transformadores utilizan una tecnología de encapsulamiento en resina.

Coment� la nota