Electricidad: El nuevo horizonte de las petroleras

Electricidad: El nuevo horizonte de las petroleras

Al igual de lo que sucede con las compañías en la mayoría de los países, YPF ya incursiona en el mundo de la energía eléctrica. Aspira a convertirse en el 2020 en el tercer generador del país y líder en renovables.

Los tiempos cambian y las petroleras también. El agotamiento del crudo y el calentamiento global resultan dos argumentos de peso para diversificar la oferta energética en un nuevo escenario amigable con el medio ambiente.

YPF es la primera de las compañías de hidrocarburos que operan en el país que decidió enfocarse en este contexto. Con YPF Luz aspira a convertirse en el 2020 en el tercer generador de energía eléctrica del país y líder en renovables, además de planear su salida a cotizar en los mercados.

YPF Luz tiene en operación un complejo de generación en Tucumán (1.103 MW), dos centrales térmicas en Neuquén (228 MW), una central de cogeneración en La Plata (128 MW) y la central Dock Sud (348 MW) y emplea a más 270 personas en forma directa, en tanto tiene operaciones distribuidas en todo el país: Tucumán, Neuquén y La Plata con generación térmica y con energía eólica en Chubut y Santa Cruz.

En los próximos meses inaugurará el Parque Eólico Manantiales Behr en Chubut, que tiene un factor de capacidad cercano al 60 por ciento (el mejor del país y muy por encima del promedio mundial, que está apenas por encima del 30) y una velocidad media anual del viento a 50 metros de altura sobre el terreno mayor a los 11 metros por segundo o casi 40 kilómetros por hora.

La entrada en operación solamente de Manantiales Behr permitirá ahorrar 47.500 metros cúbicos de gasoil anuales, 80 millones de metros cúbicos de gas natural por año (más del 60 por ciento del consumo total en Argentina en un día) y emitir 241.600 toneladas de dióxido de carbono menos a la atmósfera.

El plan estratégico de YPF con esta nueva empresa es autoabastecerse e industrializar el gas. Con este crecimiento que proyectan en el sector eléctrico (piensan arribar a 4.053 MW en 2022 y a 5.053 MW al año siguiente), la firma estatal tendrá una manera de colocar el gas que produzca en Vaca Muerta y que exceda la demanda local en verano. Además, se asegura el abastecimiento del fluido en las centrales térmicas.

La electricidad producida por YPF será tanto para el Sistema Argentino de Interconexión (SADI, pagado por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) como para el Mercado A Término de Energías Renovables (MATER, abonado por los grandes usuarios privados) y el consumo propio. Replica de esta manera las experiencias de la francesa Total y la noruega Statoil, que dejaron de ser empresas de hidrocarburos para expandir actividades a todo el sector energético.

Coment� la nota