Ducoté afina los números y sigue con la campaña

Ducoté afina los números y sigue con la campaña
Cerca de una decena de colaboradores y voluntarios trajinaban los rincones en el búnker-casa de Nicolás Ducoté donde, ayer por la tarde, parecía que la campaña no hubiese terminado hace más de una semana. Y bien mirado, para el concejal electo recién está comenzando.

“La casa está alquilada hasta diciembre de 2015”, deslizó Ducoté como al pasar mientras le hacía de guía al cronista por los espacios de la casa. En cada uno había rastro de trabajo, incluso en la única habitación vacía: un salón presidido por una pantalla gigante, con sillas de jardín distribuidas en modo auditorio, donde poco antes había presentado a los suyos las primeras conclusiones de un análisis minucioso de los números que dejó la elección.

El periodista de El Diario pudo verlos más tarde en una oficina, acompañado por Ducoté y Alejandrina Chichizola, una joven integrante del equipo técnico encargado de las estadísticas que el edil repasa, cruza y compara con rigor casi obsesivo.

Primero fue una mirada hacia su propia fuerza, el Frente Unidos por la Libertad y el Trabajo, que lo deja bien parado en la comparación territorial: fue el que obtuvo el mayor porcentaje entre los distritos con más de 100 mil habitantes de la primera y la tercera sección, con 9,3%. El segundo fue Hurlingham, con el 7%.

Incluso en términos de votos totales, quedó tercero detrás de La Matanza y Moreno, con un 1 millón y 300 mil electores respectivamente. Pero se ubica segundo en la misma categoría entre los distritos con padrones de menos de 200 mil personas.

Pero en Pilar Ducoté cuenta con otro número llamativo: los casi 4 mil votos que le sacó de ventaja a su propio candidato a diputado nacional, Francisco De Narváez. En esa materia, en la provincia solo lo superó Chivilcoy, con unos 7 mil cortes para el candidato local.

Por localidades

La zona de Manuel Alberti y Del Viso es la que más votos le redituó a la lista de Ducoté en las legislativas, con un 9,4%. “Es una zona con más libertad para trabajar el territorio, no tiene un ‘dueño’ con un aparato fuerte como Pilar centro con el zuccarismo o Derqui, con (José) Molina”, analizó Ducoté.

Pero no solo de números propios se compone su estadística. También detectó algunos datos llamativos de las otras fuerzas.

De hecho, comparó la elección del zuccarismo con la legislativa del 2009, cuando acompañando al kirchnerismo, sacó en Pilar el 47% de los votos. “Ahí fue con la lista que perdió en la provincia, y ahora con la que ganó, pero solo alcanzó un 40%”, subrayó.

También graficó el notorio corte de boleta en Derqui. Allí, la lista de diputados de Sergio Massa le sacó solo 5 puntos de ventaja a la de Zúccaro y Ricardo Male, de la que se despegó un 13% en el guarismo general.

Por el contrario, en el kirchnerismo, Martín Insaurralde estiró a casi 20 puntos la distancia sobre su candidato local, Santigo Laurent, al que le sacó un 7% en el resto de las zonas.

Con un plano de Pilar dividido en barrios abiertos y cerrados, cada uno con anotaciones logísticas de campaña, pegado en una de las paredes, Ducoté se entusiasma con una de las conclusiones que saca de sus números: “El oficialismo perdió muchos de sus votos. Y no es fácil recuperar cada voto que se pierde”, dijo.

Coment� la nota