El debate sobre la zona roja se mete en la campaña electoral

El debate sobre la zona roja se mete en la campaña electoral

Un candidato del PRO habló de eliminarla. Y lo salieron a cruzar el INADI y entidades de diversidad sexual

La zona roja volvió a quedar ayer en el centro de la polémica, luego de que un precandidato a intendente del macrismo saliera a plantear su eliminación. “No la avalo”, dijo el dirigente del PRO Julio Garro, quien propuso que “habría que buscar una posibilidad de inclusión y darles un empleo digno a quienes ejercen allí la prostitución”.

No sólo eso: afirmó que “todos se hacen los distraídos, la política, la Justicia y el Estado”. E indicó: “Es uno de los flancos más atacados por el tema de la droga; se para una persona en un esquina, para un auto, le entregan un sobre y se van”.

Las declaraciones de Garro generaron una fuerte reacción. El INADI de la Provincia y organizaciones que representan a colectivos de diversidad sexual salieron a repudiar las afirmaciones, ya que interpretaron que el dirigente se refirió a los travestis como “delincuentes” y los vinculó con la droga.

En diálogo con este diario, Garro afirmó que “trato de representar a los vecinos de la Ciudad, y he ido a la zona roja a hablar con los vecinos, a conversar con la gente, y tenés que levantar el pie para entrar a las casas porque hay profilácticos tirados, orina y hasta materia fecal. Le tienen que tapar los ojos a sus hijos para salir porque hay travestis casi desnudos en la vereda”.

ERRADICACION

El precandidato del PRO se pronunció por erradicar la zona roja y dijo que tampoco serviría trasladarla “porque sería derivar el problema a otro barrio”. Pero indicó que el Estado debería apelar a herramientas de inclusión social para quienes ejercen allí la prostitución.

“Hay que darles un empleo digno, quizás formando alguna cooperativa. Tenemos que ser un canal de solución para una problemática que lleva mucho tiempo. Y también habría que ofrecer ayuda desde lo psicológico porque sería un cambio muy grande incorporar a quienes están allí a un trabajo digno y dejar de hacer lo que hacen”.

Garro afirmó que “en política hay que tomar decisiones para el bien de la comunidad; algunas le gustarán a algunos y otras no. No tengo ningún problema con la comunidad gay, que se puedan casar y adoptar hijos. Pero estoy en contra de una actividad que es ilícita y que se ejerce a plena luz del día en la calle”.

Las definiciones de Garro dispararon reacciones de inmediato. La delegación bonaerense del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo expresó “su más enérgico repudio” y su director de Políticas contra la Discriminación, Pablo Roma, aseguró que es “lamentable que en pleno 2015 se estigmatice a personas por su orientación sexual”

“Pero es más grave aún que alguien que quiere conducir los destinos de la capital provincial por el voto popular, tenga estas manifestaciones que en nada contribuyen a una sociedad inclusiva”, dijo Roma.

Por su parte, el presidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuakes y Trans, Esteban Paulón, aseguró que las expresiones “no hacen otra cosa que discriminar e incitar al odio y la exclusión”.

“Conceptos como estos, en boca de un dirigente político que aspira a gobernar la ciudad de La Plata son realmente preocupantes y deben mantenernos en alerta frente a las y los candidatas para las próximas elecciones, a fin de garantizar que quienes aspiren a dirigir los destinos públicos no propongan recetas de retroceso alguno en materia de derechos”, señaló.

“Parece mentira que a tres años de la aprobación de la ley de Identidad de Género tengamos que seguir escuchando este tipo de agresiones que en nada contribuyen a la inclusión y la igualdad”, manifestó por su parte la titular de Asociación de Travestis, Marcela Romero.

UN TRASLADO TRUNCO

Hace casi un año, y en medio de los reclamos vecinales, el municipio ensayó un proyecto para mudar la zona roja de su actual ubicación en los alrededores de avenida 1 entre 60 y 66 y diagonal 73, al área del Bosque.

Se pensó primero en la avenida 52 a la altura del Zoológico y luego en la calle 115 entre 54 y 60. Pero las iniciativas finalmente no prosperaron ante la cerrada negativa de autoridades de clubes y colegios de esas zonas.

La cuestión incluso se analizó en el Concejo Deliberante y en el debate intervinieron entidades que representan a meretrices y travestis. Pero, como se dijo, la iniciativa perdió impulso y finalmente no avanzó.

Coment� la nota