El coronavirus suma otro punto en contra para la Argentina: dan por hecho su expulsión del índice emergente

El coronavirus suma otro punto en contra para la Argentina: dan por hecho su expulsión del índice emergente

La reclasificación a mercado de frontera es sólo cuestión de tiempo, afirman

en la city.

Por: Eugenia Baliño.

En el mercado coinciden en que la reclasificación del mercado argentino de emergente a frontera es sólo cuestión de tiempo.

La fuerte caída en el valor de las acciones locales, producto del pánico global que desató la propagación del coronavirus, sumó otro motivo para que Argentina sea expulsada del índice de mercados emergentes. Para que un país sea considerado “emergente”, MSCI establece una serie de requisitos, entre ellos, el libre acceso al mercado de cambios.

El cepo, instaurado sobre finales de 2019, inclumple claramente con esta condición. A pesar de ello, en su última revisión a mediados de diciembre pasado, la compañía financiera, que se encarga de proveer índices bursátiles a nivel mundial, decidió darle más tiempo a la Argentina en medio del convulsionado clima generado por las elecciones presidenciales y continuar con las consultas respecto a si debe o no ser reclasificada.

La decisión, llegará a principios de junio, pero la intensa pérdida de valor sufrida por el mercado local en las últimas semanas, según los analistas, ya permite anticipar cuál será el resultado. Es que, además de las condiciones relacionadas con el acceso al mercado, MSCI determina una serie de requisitos para los activos incluidos en el índice, vinculados al tamaño del mercado.

Según explican desde Delphos Investment, deben existir al menos tres empresas que cumplan con los siguientes criterios: capitalización bursátil superior a USD1.532 millones, capital flotante superior a USD766 millones, y ATVR ratio (ratio que mide la liquidez mensual anualizada en relación al capital flotante) superior a 15%.

Actualmente solo cinco compañías permanecen en el índice MSCI Argentina, luego de que fueran excluídas BBVA Argentina, Pampa Energía y Transportador de Gas del Sur en noviembre: Globant, YPF, Telecom, Banco Galicia y Banco Macro.

“Sin embargo, con la crisis en los mercados globales y las enormes caídas en algunos activos, en la que se destaca YPF, no todos los papeles siguen cumpliendo con las condiciones que exige Morgan Stanley, lo que sería una razón más para reclasificarnos”, indican desde Delphos.

Un ejemplo de esto es YPF. El ADR de la petrolera llegó a hundirse por debajo de los USD 2,5 el miércoles pasado, aunque logró recuperarse lentamente en los días siguientes hasta USD3,5.

Desde el 19 de febrero, su precio cayó cerca de un 64%. A los valores de hoy, la capitalización de mercado de YPF ronda los USD1.200 millones y su capital flotante representa un 43% del capital, lo que lo sitúa en niveles de USD516 millones. Así, el ADR de YPF no llega a cumplir con las primeras dos condiciones requeridas por MSCI vinculadas a su tamaño de mercado.

La situación del resto de las acciones que componen el índice es similar. Banco Macro y Banco Galicia también cayeron fuerte en el último mes, lo que hizo que no su capitalización bursátil cayera por debajo de los valores exigidos por MSCI para ser considerados dentro del grupo de emergentes.

“Creemos que la reclasificación argentina a mercado de frontera es cuestión de tiempo. No solamente pesan las condiciones institucionales, cuyo mejor ejemplo es la instauración del cepo cambiario, sino también la calidad de los activos. De las cinco empresas que componen el índice, tres de ellas no cumplen con las condiciones requeridas debido a la enorme pérdida de valor en este último tiempo.

La reclasificación sería otro golpe más, pero que no toma al mercado por sorpresa, dado que incluso se creía que la misma llegaría en la revisión pasada”, indicaron desde Delphos.

Comentá la nota