La coparticipación en cuarentena: en marzo cayó 11,3% en términos reales

La coparticipación en cuarentena: en marzo cayó 11,3% en términos reales

Aceleró fuerte el ritmo de la caída respecto al mes previo. El deterioro se explica principalmente por el desempeño del IVA

Efectos del coronavirus que dejan de ser proyecciones y se convierten en realidad: en marzo la coparticipación se fue a pique y cayó 11,3% en términos reales. La situación de las provincias es crítica, ya que tanto su recaudación tributaria como los aportes desde Nación se ven afectados por la crisis sanitaria. Y todo eso, con los mercados financieros completamente cerrados. Los distritos, igual que las empresas, encaran la cuarentena complicados por la falta de liquidez.

Los números fueron publicados este martes a través de un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). El efecto del coronavirus sobre la coparticipación, que se realiza en forma automática a partir de una recaudación tributaria del Gobierno nacional que también sufrirá un fuerte impacto, se observa al comparar con febrero. Para que se sostuviera el ritmo respecto a lo que ocurrido en febrero, en términos reales, la suba nominal de los fondos enviados debería haber sido de 41,1%. En cambio, fue de 30,4%. En febrero la contracción real fue de 4%, un número también complicado pero bastante mejor que el 11,3% de marzo.

Desde Iaraf destacaron que el deterioro se explica principalmente por el desempeño del IVA, el impuesto que más participación tiene dentro de la masa coparticipable. Si bien la mayoría de los pesos que le ingresan al fisco por la vía del IVA dependen de las ventas realizadas por las empresas durante el mes previo (en este caso, febrero), los pagos de marzo se pudieron haber visto interrumpidos por la falta de liquidez.

Y lo peor está por venir: "El próximo mes de abril, en cambio, la recaudación de IVA (y por lógica la coparticipación del mismo) se verá afectada por el doble impacto del aislamiento por el virus que generará un menor devengamiento por la caída de las ventas de marzo, junto a la extensión de la falta de liquidez que impactará en el pago de los distintos vencimientos que ocurran en el mes (o en la propia posibilidad de diferimiento de los vencimientos sugerida como política frente a la crisis)".

Con el mes ya terminado, los fondos coparticipados en marzo fueron $136.848 millones. En términos de poder adquisitivo, los envíos por coparticipación de marzo se encuentran un 30% por debajo del nivel promedio del año 2019, y está en los niveles más bajos desde 2016. La situación ya era mala para las provincias, que son deficitarias en términos fiscales (el negativo consolidado de las 23 es 1,5% del PBG total y sólo 4 tienen superávit). Al no emitir moneda, la complicación es cómo pagar los sueldos.

Además, la crisis exigirá mayor gasto (a la economía nacional y a las provinciales). Sostenerlas demandará un incremento de la emisión monetaria por parte del BCRA. La base podría llegar a duplicarse durante el 2020. Marzo ya fue récord histórico, con una emisión de $489.000 millones.

Comentá la nota