Constructoras piden ajustar el precio de obras públicas tras el salto del dólar

Constructoras piden ajustar el precio de obras públicas tras el salto del dólar

Provincias se suman al reclamo, amparadas en un decreto de 2016. Macri firmó el decreto 691 en 2016 para ajustar precios por casos como devaluaciones

Debido al freno en la obra pública que ya provocó la pérdida de 15.000 puestos de trabajo entre junio y julio, diversas provincias y empresas constructoras reclaman que el Gobierno cumpla con el decreto 691/16 que lo obliga a la "redeterminación de precios", es decir a un ajuste de los contratos en este caso por el salto del dólar en los últimos tres meses.

Fuentes de los gobiernos de Santa Fe y Córdoba, y de empresas nucleadas en la Cámara Argentina de la Construcción coincidieron en que además de la demora en los giros de fondos y el recorte presupuestario, el Gobierno nacional está violando la letra del decreto 691/16. El mismo establece que en situaciones donde se alterada la ecuación económica-financiera de las firmas contratistas por variaciones de precios de insumos o mano de obra, la Nación debe actualizar los valores. El reclamo ya fue realizado por otros distritos como Chaco, Catamarca, La Pampa, Entre Ríos, San Luis y San Juan.

"La Nación no quiere, por el acuerdo con el FMI, avanzar en las redeterminaciones de precios. Es decir, que reconozca los aumentos por devaluación y por inflación que afectan contratos vigentes; y gire más fondos", aseguraron fuentes del Ejecutivo santafesino. "Como contratos nuevos no va a haber, se impone una revisión de todos los precios de la obra pública", añadieron otras fuentes del gobierno de Córdoba.

Se trata, en efecto, de otro frente de conflicto para el presidente Mauricio Macri, ya que no sólo hay demoras en giros de hasta 120 días y un recorte de 30.000 millones de pesos, sino que "hay obras que se hicieron y se hacen desde hace meses y las actualizaciones se piden sin respuestas. Acá, las provincias y las constructoras perdieron mucha plata por la compra de insumos dolarizados y los contratos que quedaron muy atrasados", definieron en el sector privado.

Las firmas más complicadas son las que se dedican casi con exclusividad a las obras viales, y particularmente aquéllas que hacen pavimentación, porque el asfalto aumentó más del 50 por ciento en menos de 60 días. "Las empresas que hacen obras de asfalto y repavimentación están desesperadas", describió hace días Marcos Barembaum, presidente de la delegación de Córdoba de la Cámara Argentina de la Construcción. Como consecuencia del incremento del tipo de cambio, las emulsiones asfálticas que comercializa YPF subieron tres veces, en porcentajes consecutivos del 10%, 25% y 15 por ciento. Las empresas que hacen obras públicas de pavimentación y bacheo están en alerta.

Mientras en junio se verificó una pérdida de alrededor de 8.000 despidos derivados de la obra pública, el mes pasado se superó levemente esa cifra en la Argentina. Solamente en las provincias de Salta y Jujuy, en el mes de julio hubo alrededor de 6.000 despidos por el parate de la obra pública. Como adelantó este medio, las transferencias de la Nación a los distritos pasaron de un tiempo promedio de 60 días a 120 días.

El Gobierno oficializó el decreto por el cual se creó el régimen de Redeterminación de Precios para la obra pública, con lo cual cumplió con un insistente reclamo del sector de la construcción.

Coment� la nota