Chubut incrementó la producción petrolera en el primer semestre

Chubut incrementó la producción petrolera en el primer semestre

El ministerio de Energía de la Nación reveló que la perforación de nuevos pozos para explotación en la cuenca del Golfo San Jorge se incrementó un 42% en el primer semestre de este año, en comparación a igual período del año anterior. 

En junio, las exportaciones hidrocarburíferas crecieron un 175% interanual y acumulan en los primeros seis meses del año un alza del 113% contra el mismo período del año anterior. El dato se explica en gran parte por un crecimiento en casi 46 millones de dólares de las exportaciones del “crudo Escalante” de la cuenca del Golfo San Jorge en Chubut.

El informe del ministerio de Energía de la Nación señala que entre enero y junio se terminaron en el departamento Escalante 158 perforaciones, mientras que en igual período del 2017 el total fue de 111 pozos.

Se trata de una mejora importante, que supera incluso al incremento que se dio en la cuenca neuquina, ya que la suba respecto del año pasado es de un 10%. En aquella región, que concentra los mayores esfuerzos en torno a Vaca Muerta, el total de pozos fue de 255, contra 232 del año pasado.

Rebrote en la cuenca

Cuando se evalúa la evolución de la producción en la cuenca del golfo San Jorge, es necesario considerar dos factores importantes. El mayor esfuerzo de perforación se centraliza en la provincia de Chubut, ya que Santa Cruz no ha verificado aún una mejora en sus niveles de actividad en el flanco norte, mientras que la mayor actividad en esa provincia se ubica hoy en la cuenca Austral.

Por otro lado, el salto positivo en San Jorge se da frente a niveles muy bajos de perforación durante la primera mitad del año pasado, en un período en el que se concentraron la menor actividad causada por la crisis de precios, empeorada además por los fuertes temporales de lluvia y nieve que afectaron a la zona sur de Chubut en ese mismo período del 2017.

Así, el salto positivo de pozos terminados es importante, pero los 158 pozos están todavía por debajo del año 2016, cuando se hicieron 184 perforaciones. Y de 2015, con 301 pozos, tomando en todos los casos los registros correspondientes al primer semestre de cada año.

En lo que hace a pozos terminados para “exploración” hubo una baja, ya que hasta junio de este año se terminaron 16 pozos, frente a 31 que se habían totalizado durante el primer semestre de 2016.

Incremento de las exportaciones

El sector energético es uno de los pocos que le está trayendo buenas noticias al gobierno de Macri. En junio, las exportaciones hidrocarburíferas crecieron un 175% interanual y acumulan en los primeros seis meses del año un alza del 113% contra el mismo período del año anterior. El dato se explica en gran parte por un crecimiento en casi 46 millones de dólares de las exportaciones del crudo Escalante de la cuenca del Golfo San Jorge en Chubut.

En cuanto a las compras externas, si bien junio registró una leve caída del 1%, durante el primer semestre del 2018 las importaciones hidrocarburíferas subieron un 19,5%. Los combustibles fueron el componente que registró el incremento más importante al pasar de USD 503.838.432 a USD 751.311.721, una variación de casi el 50%.

Política energética

“Es una tendencia que venimos observando desde que asumió este Gobierno y está vinculado a la desregulación del sector que promovió esta administración, donde se otorgó libertad absoluta para importar combustibles dándoles igual trato que la producción local. Antes, las empresas refinadoras tenían la obligación de refinar el crudo de origen nacional”, explicaron desde el Observatorio de la Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC).

Por causa de este motivo y sobre todo por el atraso que presentan los precios de los combustibles locales en relación a los precios internacionales -dado que aún no se trasladó por completo al surtidor los efectos de la devaluación y la suba del Brent- la refinación de petróleo se desplomó un 19,9% en junio.

Así, a pesar de que las naftas subieron en promedio alrededor del 46% en los últimos 12 meses, sus precios todavía presentan un atraso del 25%, de acuerdo con datos de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (Fecac).

Precio internacional

Producto de ello, Trafigura ha decidido paralizar su refinería Ricardo Elicabe de Bahía Blanca que tiene una capacidad de procesamiento de 31.000 barriles diarios de petróleo hasta que los combustibles no estén alineados a precio internacional.

En consecuencia, desde OETEC sostienen que el 30% de las estaciones de servicio están desabastecidas y en particular destacan un importante faltante de gasoil. Esta problemática queda reflejada en la disminución interanual del 17% en el total de combustibles líquidos vendidos por estaciones de bandera blanca en el mes de junio.

Aún así, la cartera que comanda Javier Iguacel se mostró muy optimista en cuanto a las mejoras señaladas y en particular respecto al aumento de la producción tanto de petróleo como de gas. “Junio fue el mejor mes de producción de gas desde agosto de 2010, produjimos 132,3 millones de metros cúbicos por día”, destacaron desde el Ministerio de Energía y Minería.

Alza del 4,6% en primer semestre

El alza interanual fue del 8,2% y considerando los seis primeros meses del año el crecimiento registrado alcanzó el 4,6% con respecto al primer semestre del 2017. Petróleo también mostro signos positivos, al incrementar su producción en un 5% por encima de la de junio del año pasado y un 1,9% en términos semestrales.

Nuevamente, el segmento no convencional mostró los números más impactantes, al aumentar su producción un 34% en el primer semestre del 2018 en el caso del shale y tight gas, y un 36% en petróleo.

“Este aumento obedece en más de un 60% a dos concesiones que se pusieron en marcha con el nuevo Plan Gas que paga 7,5 dólares el millón de BTU: Campo del Indio y Fortín de Piedra. Esto demuestra que el tarifazo y la suba del precio del gas de boca de pozo que fijó Aranguren eran innecesarios para fomentar la producción. Sólo con remunerar por encima de la media a los nuevos pozos era suficiente”, afirmaron desde OETEC.

Caída y repunte

Las inversiones y las perspectivas del sector energético argentino –como ocurrió también en el resto del mundo, en cada caso con sus particularidades- se movieron en los últimos años al ritmo de las fuertes variaciones del precio internacional del barril de crudo. En el medio, y en busca de hacer despegar el desarrollo de Vaca Muerta, el país tomó distintas medidas que buscan impulsar el petróleo y el gas no convencional.

Diego Solís, presidente de SPE Argentina, describió la situación compleja de los precios del barril. “En los últimos cinco años el precio del barril pasó por todos los precios posibles entre u$s 20 y u$s 150. Cuando hacés proyecciones a futuro no son compartidos por todo el mundo, cada uno tiene la suya y seguro alguno va a acertar”, sostuvo.

“El ruido que hemos pasado estos últimos meses genera incertidumbre, creo que lo que también genera mucha incertidumbre es la evolución del precio del petróleo. La caída en 2015 del precio hizo que las grandes petroleras tuvieran un gasto negativo de u$s 40 millones, eso hizo que en 2016 y 2017 reajustaran sus planes de inversión y ahora si están con números positivos”, planteó.

Coment� la nota