Los cambios que vienen

Los cambios que vienen

El inminente regreso de la Gendarmería a la provincia comenzó a modificar el esquema policial antidrogas. Sacaron a un jefe de Villa Constitución y se espera que haya más cambios.

De cara al posible regreso de las fuerzas federales a Rosario, el esquema policial antidrogas santafesino comienza a cambiar: el comisario Raúl Oscar Romero, jefe antidrogas de Villa Constitución fue corrido de su cargo, tras su fallido paso de casi diez meses, sin resultado alguno a la vista. "No estuvo al nivel de lo que esperábamos" confió Sergio Gorosito, el jefe antinarcóticos provincial. El policía separado de su cargo es familiar de Oscar "el Tarta" Romero, el ex comisario que tiene su haber denuncias varias por su enriquecimiento, y que lidera una agencia de seguridad que fuera contratada por el intendencia rosarina, durante los últimos años. Este cambio llega tras la reunión del secretario de Seguridad Sergio Berni con los candidatos del Frente para la Victoria Omar Perotti, Eduardo Toniolli y Héctor Cavallero, que trajeron consigo la novedad del posible desembarco de la gendarmería. El dato del corrimiento adquiere relevancia ya que el propio Berni objeciones puntuales hacia dos funcionarios del primer nivel: uno del área de Seguridad, cuyo paso por la gendarmería Berni recordó. La restante es la secretaria de Delitos Complejos Ana Viglione. Quien puso en evidencia la objeción fue Héctor Cavallero quien el último viernes, reveló que el secretario de Seguridad no quiere volver a trabajar con ella, recordando la intromisión de la funcionaria en los días previos a la concreción del Operativo Flipper, que termino con la banda de Delfín Zacarías.

El jefe antinarcóticos santafesino Sergio Gorosito confirmo el cambio de Romero."Si es verdad, Romero esta corrido del cargo y quedo su segundo a cargo.

-¿Por qué se lo retiró de ese cargo?

-Nosotros vamos a incorporar nuevos jefes, y son parte de los cambios que hacemos siempre cuando los hombres no cumplen con los objetivos a criterio nuestro, cambiamos los jefes. Esto está dentro de nuestras facultades. Lo hacemos cuando no cumplen con los objetivos de nuestra secretaría y nuestra dirección, prescindimos de su servicio y cambiamos gente. Ahora, como le decía, quedó a cargo el segundo en jerarquía, pero sin dudas vamos a nombrar a un nuevo jefe.

-¿Qué pasó que dice usted que no cumplió con los objetivos?

-Cuando usted le dice a su personal que tiene que trabajar y los resultados no son los esperados, bueno, ya sea por la circunstancia que sea, aplicamos cambios.

-¿Le habían hecho saber a Romero que no venía haciendo bien las cosas?

-Mire, no tuvimos procedimientos ni allanamientos, las investigaciones no avanzan, y como uno escucha todas las campanas, si no tenés resultados, está claro que es lo que faltó. Este hombre no venía de drogas, ni tenía experiencia. Nosotros tenemos paciencia, pero también tiene un límite.

-¿Hay otros cambios en jefatura de drogas?

-Mire, cuando asumimos en octubre de 2012 tomamos 300 hombres y ya llevamos reemplazados 235. Así que el cambio de personal es continuo.

Tras la reunión del jueves último el diputado nacional y candidato a gobernador por el Frente Justicialista para la Victoria (FJpV), Omar Perotti, fue claro: "A Berni lo notamos duro con respecto al regreso de Gendarmería, porque nos dijo que no encuentra las condiciones necesarias para llegar a un acuerdo con la provincia. No lo veo sencillo y sería muy irresponsable establecer un plazo para que esto pueda darse", indicó.

Coment� la nota