Blackrock baja sus pretensiones y le da más oxígeno al Gobierno

Blackrock baja sus pretensiones y le da más oxígeno al Gobierno

Es el fondo menos flexible hasta el momento. Ahora reduciría su exigencia a recibir entre u$s 50 y u$s 55 centavos por cada dólar. Inminente anuncio oficial sobre el traspaso de fecha de las negociaciones

El grupo BlackRock, uno de los acreedores con postura más inflexible y que rechazó de plano la oferta inicial del Gobierno para reestructurar la deuda, aparece ahora dispuesto a reducir sus exigencias en el marco de las conversaciones contrarreloj que mantienen los bonistas con el Gobierno para alcanzar un pronto acuerdo.

Luego de varias semanas en las que se mostró contrario a moverse un centímetro de su postura original, ayer dejó saber que está dispuesto a bajar a entre 50 y 55 centavos por cada dólar la oferta de reestructuración de deuda hecha a la Argentina.

Además, elevó la propuesta a su comité de acreedores, el AD Hoc que integran además Ashmore Group Plc., Fidelity Investments y T Rowe Price Group y que en el primer tramo de la negociación había presentando la única contraoferta a Argentina.

Ese grupo ostenta el 25% del total de la deuda argentina en renegociación. con bonos por unos u$s 17.000 millones.

La tasa de recuperación, que comprende a todos los bonos involucrados en la reestructuración de la deuda  de u$s 65.000 millones, sería inferior a los cerca de 59 centavos propuestos en la contraoferta original del comité, señalaron a Reuters y a Bloomberg una fuente familiarizada con las conversaicones que pidió ser no identificada dado el caracter confidencial de esos intercambios.

Los otros miembros del Grupo Ad Hoc de bonistas de la deuda estaban ahora considerando la sugerencia y BlackRock tendría una respuesta el mismo miércoles, añadió la fuente a la agencia internacional. 

Esta situación, sin dudas beneficiosa para la Argentina, no tomó por sorpresa a las autoridades locales. Ya en charlas que mantuvieron días atrás se había expuesto esta idea, que ahora se hace oficial.

Mientras tanto, tal como adelantó El Cronista el lunes 18 de mayo, el Gobierno tomó la determinación de postergar el pago de vencimientos de deuda por u$s 503 millones (previsto para el próximo viernes 22 de mayo) para los próximos días, y tiene casi todo dispuesto para dar a conocer una resolución al respecto, que será publicada en el Boletín Oficial. Allí se explicará, particularmente sobre esta extensión de los plazos previstos.

La idea oficial es hacerlo lo más cerca posible del mismo 22, por lo que esto podría ocurrir entre hoy y mañana.

Además, y cumpliendo con las disposiciones correspondientes, se realizará una presentación ante la Security Exchange Commission (SEC), donde también se informaría sobre la extensión de las negociaciones.

En forma paralela, el Gobierno tiene previsto también realizar en breve alguna comunicación a los mercados, algo que se espera para las próximas horas.

Las fuentes consultadas por este diario sostienen que este default técnico (como lo llaman en el Gobierno) por no pagar los u$s 503 millones no tendrá una repercusión negativa en las negociaciones con los bonistas, ya que todo está  previamente hablado con ellos.

Durante los últimos días la relación entre el Gobierno y los bonistas tomó un rumbo más calmo y productivo en relación con semanas atrás. Desde ambos frentes intentaron acercar posiciones, y reconocen que lo mejor para las partes es llegar a un buen acuerdo.

El centro de las acciones oficiales pasa ahora por terminar de definir algunos de los detalles que restan resolver. Ahora, los esfuerzos del Gobierno están puestos en terminar con esta negociación de la mejor forma, por lo que se comprometieron a cerrar las negociaciones antes de que finalice mayo.

En este sentido, incluso, el ministro de Economía Martín Guzmán tildó de "anecdótica" la fecha del 22 de mayo que se había impuesto.

La postura que toma ahora BlackRock va justamente en ese sentido, y llega justo en un momento en el que se habla de ponerle punto final a esta historia.

Según algunas fuentes, los acreedores pretenden ahora recuperar entre u$s 57 y u$s 60 por cada u$s 100, una diferencia muy importante si se tiene en cuenta que en diciembre sólo aceptaban una quita de u$s 8.

Los fondos que están con BlackRock son tenedores de bonos 2005 y 2016, quienes habían contraofertado, una quita de capital del 1%; tasa promedio del 4,44%; un año de período de gracia; capitalización en un bono en 2020 y 2021; que el primer bono venza en 2027; y que la amortización del capital se haga desde 2025.

Comentá la nota