Balsa: “Hay que unirse contra el macrismo”

Balsa: “Hay que unirse contra el macrismo”

Martín Balsa, presidente de Nuevo Encuentro La Pampa, se defendió de las acusaciones de militantes de la agrupación, quienes cuestionaron la decisión de no avanzar en una alianza con el Partido Humanista y dijo que acataron lo resuelto en una Mesa Nacional del partido.

Las críticas vinieron de militantes del espacio de Toay y Santa Rosa. "Como viene sosteniendo Cristina Kirchner desde el comienzo de la campaña, lo prioritario es la unidad contra el macrismo", afirmó Balsa y defendió la decisión de Nuevo Encuentro, en el marco de una elección que en La Pampa implica a sólo tres diputados nacionales, dos de los cuales actualmente están en manos del oficialismo.

Balsa calificó de "infundadas" las denuncias hechas públicas por este sector acerca de que haya existido algún tipo de negociación con el gobierno de Carlos Verna para bajar la lista del Frente Pampeano para la Victoria, coalición electoral que Nuevo Encuentro integró con el Partido Humanista en las elecciones de 2015.

"Nosotros formamos parte de un partido que tiene personería en 17 provincias y somos orgánicos con las decisiones que se toman a nivel nacional", explicó.

Y agregó: "Por eso cuando el diputado nacional Adrián Grana nos llamó tanto a Eduardo Tindiglia como a mí personalmente, para ponerme al tanto de lo resuelto por la Mesa Nacional del partido, decidimos que había que respetar la decisión porque nos encontrábamos en el marco de una elección nacional".

Además, Balsa consideró maliciosas las afirmaciones de que se habían negociado contratos y expresó los únicos que tiene actualmente Nuevo Encuentro son los de los dos asesores del concejal Ariel Reinhard, un cargo en Cabildo XXI en General Pico y una secretaria y una asesoría del diputado Eduardo Tindiglia.

"Las energías tienen que estar puestas en derrotar a este gobierno que vino a cercenar derechos, a reprimir y utilizar como variable de ajuste el salario de los trabajadores y no dejarse llevar por intereses mezquinos y egoístas de algunos vivos que sólo defienden su quinta personal escudándose en discursos principistas. Son tiempos de unidad, no de peleas estériles", finalizó Balsa.

Coment� la nota