El arroyismo se niega a ponerle un freno a los nombramientos en el gobierno

El arroyismo se niega a ponerle un freno a los nombramientos en el gobierno

Los concejales de la Agrupación Atlántica rechazaron el proyecto que busca prohibir la contratación directa de personal en los últimos seis meses de mandato. El radicalismo interpuso una maniobra administrativa para evitar el descarte de la propuesta. La oposición lo acompañaría.

Los concejales más leales al intendente Carlos Arroyo, entre ellos su hijo y presidente del bloque arroyista, se niegan a que avance en el Concejo Deliberante el proyecto que busca limitar los nombramientos en el gobierno. La polémica por la designación de gran cantidad de funcionarios y la creación de nuevos cargos sacudió al Ejecutivo municipal en los últimos meses y si bien en la oposición habría consenso para que el gobierno no pueda contratar personal en el semestre anterior a la finalización del mandato, la Agrupación Atlántica defiende con maniobras administrativas la libertad del jefe comunal de poder seguir nombrando a personas en cargos públicos dentro de la Municipalidad.

En la comisión de Legislación del Concejo Deliberante volvió a tratarse hoy el expediente que en marzo elevó Angélica González (Coalición Cívica), cuando el escándalo trascendió públicamente, y a través del cual propuso que en los últimos seis meses de mandato el intendente -no solo Arroyo, claro está, sino también las próximas administraciones- y la gestión en general no puedan engrosar la planta política del Estado.

En el debate quedó expuesto el rechazo del arroyismo. El presidente del bloque de concejales de la Agrupación Atlántica, Guillermo Arroyo,defendió la libertad de que su padre pueda seguir nombrando a personas en cargos públicos al mostrarse en desacuerdo con el proyecto. Sus compañeros de bloque actuaron en sintonía.

La semana pasada, cuando la comisión de Legislación debía reunirse para sesionar y tratar, entre otros, este proyecto, el arroyismo le restó quorum a la mesa y dejó a la comisión sin posibilidades de funcionar.

Hoy, si bien el oficialismo demoró en tomar sus lugares, hubo quorum en la comisión que preside el radical Ariel Martínez Bordaisco, quien dijo estar a favor de frenar los nombramientos y -a pedido de la Agrupación Atlántica- decidió pedirle informes en torno al expediente en cuestión al área de Legal y Técnica del Municipio.

Lo curioso -o evidente- es que el mismo proyecto ya cuenta con un informe de Legal y Técnica. En los primeros días de abril, a pedido de la edil Cristina Coria (UCR), el Concejo pidió un informe similar que luego hizo que el expediente llegara a la oficina de Hernán Mourelle, pero el secretario de Hacienda se negó a frenar la contratación de personal en la administración municipal.

En síntesis, el proyecto que hace dos meses deambula por el Concejo Deliberante volvió a caer en una maniobra administrativa consensuada por el oficialismo para seguir postergando su tratamiento y su avance en las comisiones. La última vez llevó semanas que el expediente volviera de Legal y Técnica a la comisión de Legislación. De seguir el mismo camino, podría volver a ser rechazado, aunque la oposición y un sector del radicalismo estarían de acuerdo en defender el avance de la propuesta.

Coment� la nota