Alberto Fernández acusó a los bancos de cobrar "tasas usureras"

Alberto Fernández acusó a los bancos de cobrar

"Las tasas que se cobran en las tarjetas de crédito son usureras. Les pedí que lo resuelvan", dijo Alberto Fernández, y enseguida advirtió: "Si no, voy a hablar con las autoridades del Banco Central". "No se pueden estar cobrando las tasas que se están cobrando en las tarjetas de créditos. Es imposible", insistió el Presidente en una entrevista con Radio Rivadavia.

Desde el despacho presidencial, Fernández pidió un "aporte" al sistema financiero para ayudar a salir de la crisis económica y adelantó que, en caso de que no haya modificaciones en cuestiones como el crédito para PyMES o al límite a las tasas de las tarjetas de crédito, deberá interceder el Banco Central.

En diálogo con el periodista Oscar González Oro, el Presidente declaró: "No pierdo las esperanzas de que vengan con su aporte, pero me queda poquita esperanza". Y agregó: "El gran sistema financiero alguna vez tiene que tener algo para Argentina; estoy esperando que lo hagan".

Ayer el directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) resolvió bajar del 40% al 35% la tasa de financiación para las pequeñas y medianas empresas (Mipymes) que deben otorgar las entidades financieras para poder beneficiarse con una flexibilización de encajes procurando profundizar "el proceso de mejora de las tasas de financiamiento con el objetivo de estimular la recuperación del crédito, particularmente para las empresas de menor tamaño", según explicó la entidad.

La medida, agregó el BCRA, "se encuadra en los lineamientos de la política monetaria de este Banco Central, teniendo en cuenta que la intermediación crediticia se encuentra en niveles relativos muy bajos, y pretende acompañar la disminución en las tasas de interés de política monetaria de las últimas semanas".

A su vez, la entidad monetaria dispuso un nuevo recorte al límite inferior de la tasa de interés que paga por emitir y colocar entre bancos Letras de liquidez (Leliq) para regular la oferta monetaria. La medida fue apoyada en el dato de inflación de enero que dio a conocer el Indec, con una sorprendente baja de 1,4 puntos respecto de diciembre.

En otro tramo de la entrevista radial, Fernández habló sobre los créditos UVA, cuyos deudores reclaman frente al aumento de las cuotas y la pérdida del poder adquisitivo: "Creo que no son justos con nosotros". Calificó a los créditos de "complicados, porque siguen la evolución del costo de vida o del dólar". Fernández recordó que él recomendaba no entrar, porque "veía las dificultades de la economía argentina".

La UVA es una unidad de cuenta cuyo valor se ajusta diariamente según el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), a su vez basado en el índice de precios al consumidor (IPC) que elabora el Indec. Con su introducción en 2016, el Gobierno anterior buscó generar un nuevo mecanismo de ahorro y crédito, con foco en el sector de la vivienda.

En relación al costo de los UVA, el mandatario dijo: "Eso le va a costar al Estado $2000 millones para 95.000 personas. La presión es muy grande y no está suficientemente explicado".

Fernández aprovechó para sostener: "Tengamos presente que son acuerdos privados entre un banco y un particular. No son créditos compulsivos, sino que cada uno tomó voluntariamente. Se equivocaron en su análisis evidentemente".

Comentá la nota