Los ajustes en discapacidad no se detienen

Los ajustes en discapacidad no se detienen

El ajuste del Gobierno nacional en los planes de cobertura para personas con discapacidad encuentra nuevas formas todos los días. Pero la creatividad no es patrimonio exclusivo de la nación y se extiende a todas las jurisdicciones. Los problemas por los recortes y demoras en los pagos se agudizaron ya el año pasado, y con el tiempo el panorama se agravó, lo que llevó a que se hicieran las primeras protestas del sector. 

El Gobierno de la Ciudad encontró una nueva vía para ajustar. Según le contó a Página/12 el licenciado Guillermo Altomano, psicólogo y titular de A Compañar, "el viernes 28 de este mes, agosto, recibimos la transferencia de la ObSBA (Obra Social de Buenos Aires) para pagar los servicios prestados en abril. Lo sorprendente fue que transfirieron exactamente la mitad de los honorarios convenidos. Cuando llamamos, convencidos de que había sido un error, nos dijeron que unilateralmente y sin ningún aviso, habían decidido reducir los aranceles a la mitad". 

A Compañar es una institución que desde 1982 trabaja con personas con discapacidad. Ofrece el servicio de acompañantes terapéuticos. Tiene cursos de formación en la especialidad y también brinda supervisión externa para instituciones y obras sociales. Altomano se asombró: "Trabajo con obras sociales y prepagas desde 1982, pasé por todo tipo de situaciones y de crisis. Pero nunca me pasó algo como esto. La ObSBA está haciendo algo absolutamente ilegal, inconstitucional. Y además, perverso. Ya no sólo paga con cinco meses de retraso, en una situación de inflación altísima, sino que decide sola, y sin ninguna comunicación, rebajar el valor de nuestro trabajo a la mitad. Y no nos avisan ni nada, entonces es más que probable que haya un montón de prestadores en la misma situación, pero como todavía no les pagaron abril, no lo saben". 

En el caso específico de A Compañar, "nosotros en este momento tenemos tres pacientes con autismo a los que les brindamos acompañamiento terapéutico. Hace años que trabajamos con ellos. Si de un día para el otro reducen a la mitad el valor de las prestaciones, tenemos que rediseñar todo el trabajo con las familias. Pero ni ellos están en condiciones de hacerse cargo de la mitad de los honorarios, ni nosotros podemos cobrar la mitad. A las familias de nuestros pacientes tampoco les avisaron nada. Por eso digo que es perverso, porque o nos obligan a nosotros a cobrar la mitad de unos honorarios ya completamente desfasados, o las familias se encuentran de un día para otro con que reciben la mitad de las horas pautadas. Y para las personas con autismo, los cambios son muy difíciles de entender y de aceptar. Hay que darles tiempo. No podemos cambiarles la vida de la noche a la mañana", detalló Altomano.

Como broche de esta saga, Altomano contó: "Los padres de uno de nuestros pacientes, junto con un abogado, todos ex sindicalistas y que pertenecieron a ObSBA, se reunieron con el abogado de la obra social, para ver si podían encontrar alguna solución a este problema. Ahí nos enteramos de que no hay ninguna resolución firmada sobre la reducción del valor de los honorarios. Es infernal la situación. Ponen a los empleados a decir que reducen el valor de las prestaciones, y cuando uno protesta, descubre que no hay nada firmado. Y si no protesta y les cree, recibe la mitad de lo pactado por un trabajo que hizo hace cinco meses. Nunca me pasó nada parecido en los más de treinta años que tengo en la profesión".

Coment� la nota