1Pais, alianza electoral en proceso de desarme

1Pais, alianza electoral en proceso de desarme

La estructura que comandó Massa en la última elección está dispersa. Mientras varios sectores respaldan un acuerdo con el PJ, otros rehuyen junto a Stolbizer. Algunos hasta pasan factura.

Mientras Sergio Massa se acerca al peronismo, Margarita Stolbizer, lideresa del GEN, se distancia. Los dirigentes que llevaron adelante la alianza 1País, tercera en la elección de 2017, mantienen el diálogo, aunque cada uno lleva su propia agenda a poco más de un año de la disputa de 2019.

Fueron 24 los partidos que aportaron a la constitución de 1País en 2017: doce ante la Justicia Electoral de la Nación y 19 ante la Junta Electoral de la provincia de Bue-nos Aires; siete firmaron en ambos lugares. Ante la Junta, se convalidó la adhesión de varias agrupaciones locales. Algunas, de varios dirigentes renovadores, otras, con raíz en movimientos vecinales. 

Como sea, el armado está en revisión. La dirigente del GEN se encargó de aclararlo días atrás. Dijo que las alianzas son electorales. Una respuesta elegante que remite a lo jurídico. 

“La continuidad de 1País va a depender mucho de lo que haga Sergio Massa. Ya lo dijo Margarita: noso-tros no tenemos nada que ver con el peronismo”, señaló a La Tecla Omar Duclós, referente bonaerense del GEN.

La forma en que se encaró la campaña, principalmente en el interior, dejó heridos. Espacios vecinalistas, que no tuvieron una buena performance, tienen una postura más enfática: rehúyen de la posibilidad de acordar de nuevo con el exintendente de Tigre. 

Integración Ciudadana, en Bahía Blanca, que se había acercado a la alianza a través de su vínculo previo con el GEN, perdió representación en el Concejo Deliberante después de diez años. La relación con el massismo concluyó el 27 de octubre.

“Fue un esfuerzo muy grande y nos produjo bastante ruido interno. Era una opción como para no desaparecer. Fue casi una necesidad, pero la campaña fue muy incómoda”, apuntó Elías Serán, su presidente.

Por otro lado, el espacio Juntos por Dorrego atravesó una situación similar. “Fue un error garrafal para el Frente Renovador que Massa descuidara el interior de la Provincia, a excepción de dos o tres distritos que le sumaban puntos”, aseveró Hugo Segurola, excandidato en el distrito.

De todos modos, varios grupos distritales que responden a dirigentes ya enrolados en el Frente Renovador se mantienen firmes. Son los casos, por ejemplo, de Nuevos Aires de Tres de Febrero, del concejal Martín Jofre; la Agrupa-ción Renovadora Guerniquense, alineada con la diputada Blanca Cantero y su esposo, el sindicalista Carlos Acuña; y Unidad por Chascomús, liderada por el intendente de ese distrito, Javier Gastón.

Para partidos de raigambre peronista, el encuentro de Massa con Florencio Randazzo es, en cambio, una necesidad. “Nosotros tenemos que unir al peronismo”, sostuvo Oscar Alva, presidente del partido Política Abierta para la Integridad Social (País) y titular de la Liga Federal Peronista.

Desde el FR, en tanto, son cautos y evitan las definiciones. Rubén Eslaiman expresó que el espacio está concentrado en trabajar en los problemas de la Provincia y que, sobre esa base, se han dado los diálogos con el PJ. “No se puede garantizar que haya una alianza a futuro”, aclaró. 

Coment� la nota