Familias sin casas se manifestaron otra vez y cortaron calles

Familias sin techo asentadas en Sol del Oeste (que acampan frente a la Legislatura provincial desde hace 17 días), junto a vecinos de El Cambio, Atocha II y III, que se unieron ayer a la protesta en reclamo de la instalación de los servicios básicos prometidos, cerraron una larga y calurosa jornada sin respuestas oficiales y con la incertidumbre de que podían ser reprimidos.
Pasadas las 19, despacharon por precaución de plaza Gemes a las mamás con niños y se quedaron expectantes a que se montara un operativo policial represivo para desalojarlos del lugar. Hasta el cierre de esta edición, el mismo no se había concretado.

“Sabemos que se ha librado la orden de desalojo. El comisario Pistán nos dijo que tenemos que sacar la carpa y los carteles de acá porque si no nos va a sacar a la fuerza”, relató Daniela Ordóñez, una de las representantes de las 150 familias de Sol del Oeste.

Por la mañana hubo manifestación por las calles céntricas con corte parcial del tránsito en avenida San Martín e Ituzaingó. Durante unas cinco horas (hasta las 17) cortaron media calzada de la avenida, lo que provocó trastornos en los conductores por el embotellamiento y los desvíos. En este lapso, el corte fue levantado cuando un grupo de delegados de Sol del Oeste, que reclaman por un pedazo de las tierras ubicadas frente a la Casa de Gobierno, se reunió con funcionarios de Tierra y Hábitat. Una serie de entredichos selló este encuentro al que faltó el secretario de esa área, Sergio Usandivaras.

“Usandivaras se comprometió a entregarnos 150 lotes. El nos dijo que sí se pueden expropiar tierras para 150 familias”, recordó Raúl Cáceres.

Denuncia por amenazas

La reunión de las familias con los funcionarios de la Secretaría de Tierra y Hábitat Diego Barreto y Alberto Sánchez terminó muy mal. Según consta en la denuncia de María Chuchuy (El Cambio) y Marcelo Fabián Cruz (Atocha II), Barreto, en compañía de una docena de hombres, al parecer, los amenazó de muerte.

“Esta es a la que tienen que agarrar en la calle con otro grupo de minas”, rememoró Chuchuy, quien confesó que teme por su familia. La denuncia fue radicada ayer en la Seccional Primera.

Por su parte, Cruz mostró la copia y relató: “Barreto me dijo: a vos te voy a agarrar mano a mano en la calle y vas a ver”.

Por otra parte, los delegados vecinales también fueron recibidos ayer al mediodía por un grupo de diputados. “Como siempre, dicen que no saben nada, que ya van a ver, que van a hablar con Usandivaras”, criticaron los vecinos a los legisladores.

Comentá la nota