Color, calor y música para esperar el Día del Estudiante

Color, calor y música para esperar el Día del Estudiante
El buen tiempo acompañó y los chicos disfrutaron a pleno de una jornada de víspera bien entretenida.
Las galletas surtidas y las papas fritas sirvieron para paliar el apetito en la calurosa tarde de ayer. Luciana, Daniela, Eliana, Lucas, Yesica y Florencia de la ex Normal, ni bien salieron del colegio se fueron al Campo Histórico de la Cruz. Lejos de la tradicional comida a la canasta, los chicos hicieron una “vaquita” y compraron al paso lo que les alcanzó.

“La estamos pasando lindo, por suerte está tranqui”, comentó Luciana, sentada sobre el pasto seco y alejada del amontonamiento juvenil. De fondo se sentían gritos y euforia por Gabriel Morales, que estaba en el escenario.

En medio de la multitud, Daiana, Abigail, Pamela, Ivana, María José y Federico, del colegio Jacques Yves Cousteau, tomaron helado para aliviarse un poco del calor. Los chicos llegaron al predio en grupos numerosos, pero luego se fueron disgregando.

Entre tanto salto y festejo, el calor era inaguantable. Nicolás y Alberto, compañeros del colegio Juan Manuel de Rosas, de Villa San Lorenzo, respiraron hondo después de mojarse la cabeza y la cara con agua del camión cisterna. Los adolescentes admitieron que la propuesta en el Campo de la Cruz les resultó atractiva por la “cercanía” a casa.

Comentá la nota