Trump anunció que acepta declarar "bajo juramento" por el Rusiagate

Trump anunció que acepta declarar

Es el escándalo por los vínculos con Moscú para influir en las elecciones presidenciales de 2016.

Washington. Ansa y Clarín 

​Nuevo sorprendente giro del presidente norteamericano, Donald Trump. Ayer anunció que está dispuesto a ser interrogado “bajo juramento” por el fiscal especial Robert Mueller, a cargo de la investigación sobre el mayor escándalo que enfrenta su gobierno: una posible colusión entre la campaña electoral del mandatario y funcionarios rusos, conocida como “Rusiagate”.

“Me encantaría hacerlo, y quiero que sea lo antes posible”, dijo Trump a los periodistas en la Casa Blanca. “Lo haría bajo juramento, absolutamente”, agregó. El presidente norteamericano afirmó que la supuesta colusión entre su carrera por la presidencia en 2016 y Moscú nunca existió. Pero hasta ahora descartaba cualquier posibilidad de dar testimonio. Los analistas sospechan que el presidente fue informado del interés del fiscal Mueller por entrevistarlo y de ahí este giro.

El equipo de Mueller intenta determinar si hubo interferencia rusa en las elecciones presidenciales. Y si el equipo de campaña de Trump recibió ayuda directa de Moscú. En tal sentido, si se puede armar un caso de obstrucción a la Justicia del magnate tras el cese fulminante por orden de Trump del ex director del FBI, James Comey.

Desde la Casa Blanca, inicialmente habían declarado que el despido estaba basado en una recomendación del ministerio de Justicia. Pero el mismo Trump dijo después que estaba pensando en “el tema ruso” y tenía intenciones de despedirlo de todas formas.

Otro puntapié de la investigación que el fiscal busca esclarecer es una acusación que remite a la controvertida reunión en la Tower Trump, sede del clan familiar, del hijo del presidente, Donald Junior, y su yerno, Jared Kushner, con una abogada rusa. La letrada negó estar vinculada a Kremlin y haber brindado en ese encuentro en la Casa Blanca información comprometedora sobre la entonces candidata presidencial Hillary Clinton. De todas formas, comentó que el entorno de Trump buscaba “desesperadamente” material sobre Clinton.

Los abogados del magnate ya habían sido avisados sobre cuáles son las cuestiones que tratarían en un interrogatorio. El despido al ex asesor de seguridad nacional, Michael Flynn, y a Comey, serían los temas principales. A los testigos que interrogaron en las últimas semanas les preguntaron sobre los supuestos intentos de Trump de despedir al ministro de Justicia, Jeff Sessions, a quien Mueller ya le tomó declaración, durante cinco horas. Sessions se convirtió el pasado martes en el primer miembro del Gabinete de Trump en prestar declaración por el controvertido Rusiagate.

El mandatario sugirió que este interrogatorio podría ocurrir en las próximas dos o tres semanas y dijo que debe consulta a sus abogados. Trump considero siempre como una mentira la investigación y la había tildado de “farsa” y “cacería de brujas”

Coment� la nota