Se trató sobre tablas el tema de seguridad

El HCD debatió durante horas proyectos relativos a la seguridad en el distrito. Entre críticas, acusaciones y reproches, finalmente, se convalidaron seis convenios sobre la Policía Comunal. Los ediles celebraron haber consensuado para tratar un tema tan caro a la comunidad.

Tras el pedido de los vecinos que marcharon dos veces hasta la puerta del municipio y concejales de la oposición, el cuerpo deliberativo de Morón se abocó al tema de la seguridad. Fue en una extensa sesión ordinaria que, también, se transmitió por Internet. El recinto estuvo colmado por allegados al oficialismo y vecinos que organizaron las marchas contra la inseguridad.

En esencia, se debatieron seis expedientes sobre la incorporación de la Policía de Prevención Local al distrito, con modificaciones y protocolos adicionales. También, se trató el proyecto presentado por el GEN para declarar la emergencia en seguridad en todo el partido, que pasó a archivo por doce votos contra diez, y se giró al Ejecutivo municipal un proyecto que presentó el Frente Renovador para denunciar casos en los que se sospecha que hay lavado de dinero. 

Policía comunal: las posturas de cada bloque

El bloque Nuevo Encuentro se ocupó de ponderar las medidas que el municipio tomó en materia de seguridad, incluido el convenio de adhesión voluntaria a la Policía Comunal y el compromiso de equipar a la nueva fuerza local con móviles, armas, comunicaciones, inmueble y estudios de salud. También, precisó que hay 361 aspirantes a policías locales que se incorporarán al servicio en tres tandas de 60, 200 y 101 a partir de abril de 2015.

El Frente Renovador votó favorablemente a casi todo. Aunque se quejó, como el resto de los bloques, de que la Policía de Prevención local no se pusiera en funciones mediante una ley sancionada por el Legislativo provincial sino por el Gobernador. También, de que no dependa exclusivamente de los intendentes y que ellos puedan elegir al jefe policial. 

“Queríamos que el intendente sea el jefe porque, cuando hay un hecho de inseguridad, enseguida le reclaman al intendente y los concejales”, argumentó el massista Laviuzza, quien destacó: “Todos estamos tratando de tomar medidas y, más allá de los debates y las diferentes visiones y metodologías, no estamos en diferencia de que tenemos que hacernos cargo. Nos queremos hacer cargo de la política”.

“Es insuficiente poner más policías”, planteó la concejal del bloque GEN Analía Zapulla, quien cuestionó la capacidad del provincia para sostener la nueva policía y que, sin posibilidades de modificar nada, decidía no adherir ni convalidad. 

En la misma línea, el socialista Favio Martínez criticó varios puntos: la falta de estadísticas públicas sobre el delito, que la nueva fuerza no delega la autoridad en el intendente y que no se establecen plazos y alcances de su plan operativo, entre otros. La consideró, en síntesis, una política electoralista para la foto de campaña. “Decirle no a esta policía es no mentirle a la gente”, adujo.

El edil del PRO, Ramiro Tagliaferro, celebró el tratamiento “del tema que, hoy, es la preocupación número uno de los vecinos”, aunque reconoció: “Tengo muchas dudas en cuanto a qué estamos votando. Con esta política no se soluciona el tema de la inseguridad”. De todos modos, acompañó la moción. Al igual que Mariana Mansilla, concejal por UDESO.

Comentá la nota