Los traspiés de una gestión agotada

Los traspiés de una gestión agotada

El manejo del gobierno municipal de Curto del caso Melina Romero y las falencias en el programa de seguridad expuestas otra vez masivamente. Desaciertos de gestión y mala racha. Falta de reacción en la oposición.

Abundan las malas noticias para la Intendencia de Tres de Febrero, por más que “aggiornen” la gestión de Hugo Curto, incluso con la incorporación de algún asesor todo terreno que fue históricamente férreo crítico del intendente (y viceversa). Da la impresión que hay una combinación de agotamiento irreversible de un fin de ciclo con una dosis alta de mala racha.

El caso de Melina Romero es una pesadilla no sólo para la familia y amigos de la chica asesinada hace un mes que dividía su tiempo entre Ciudad Jardín y Martín Coronado - donde vendía CDs “truchos” -; es también un mal trago para los funcionarios municipales.

Desde Tres de Febrero insisten - Agustín Ciorciari, presidente del Concejo, hasta lo dijo de forma pública - en marcar que el derrotero de la víctima empezó y terminó en San Martín, distrito que dicho sea de paso acusó recibo del tremendo episodio. Sin embargo, las pruebas indican que el fatal desenlace tuvo lugar en Pablo Podestá, y es difícil que la Justicia obtenga imágenes de alguna cámara de seguridad que ayuden a trazar un itinerario de la joven una vez que abandonó el boliche de San Martín. Simplemente porque en Tres de Febrero hay instaladas pocas cámaras, y a su vez resulta habitual que no funcionen todas.

Tampoco tuvo mucha lógica ver a agentes del Comando de Prevención Comunitaria en el rastrillaje que hizo la Policía para buscar el cuerpo - que encontró finalmente un civil que pasaba cerca de Ceamse -. No es ésa la tarea del CPC, sí en cambio debería ocuparse de patrullar de manera más activa las calles del distrito para evitar la escalada actual del delito.

Mientras la atención pública estaba puesta en el desenlace del caso de Melina, la Comuna de Tres de Febrero siguió adelante con los planes de mega inauguración del anfiteatro municipal, el mismo que parte de la oposición cuestionó por ser desconocido el monto de inversión. El debut de dicho escenario al aire libre, en el marco del Día de la Primavera, fue con la gente del programa Pasión de Sábado y con el auspicio de Scioli.

Bajo la premisa de demostrar que los planetas no están alineados para Curto, hay otro suceso reciente llamativo y desgraciado. En simultáneo que el jefe comunal inauguraba un jardín maternal, una madre denunció que su hija habría sido abusada en un jardín de infantes (de gestión provincial) de Sáenz Peña. El punto es que una vez más el acto de gobierno del metalúrgico pasó a un segundo plano.

Con todo, el principal desafío está en la oposición, que debería presentarle a la ciudadanía tresfebrerense una alternativa real y responsable. Además, tiene que trabajar a destajo: hoy, según algunas encuestas, Hugo Curto continúa siendo un dirigente ampliamente conocido en el distrito, por lo cual aunque su imagen positiva esté en declive es superior a la de cualquiera de sus posibles adversarios electorales.

Coment� la nota