Tras el repentino cierre, agencieros presentaron un protocolo para reabrir en Mar del Plata

Tras el repentino cierre, agencieros presentaron un protocolo para reabrir en Mar del Plata

Se reunieron este viernes con representantes del Ejecutivo para volver a la actividad después del inesperado revés de la Provincia. "Lo que pasó fue insólito", señalaron.

Propietarios de agencias de lotería y quinielas de Mar del Plata le presentaron este viernes al Gobierno de Guillermo Montenegro para poder reabrir en el corto plazo después del repentino cierre "hasta nuevo aviso" que decidió este jueves al mediodía la administración de Axel Kicillof a las primeras horas del retorno a la actividad durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

"El no poder ejercer nuestra actividad desde el día 20 de marzo nos encuentra hoy a todos ya desesperados ante la insostenible realidad de tener que afrontar un sinnúmero de costos fijos a los cuales no podemos atender y que de continuar de igual manera será inevitable el cierre definitivo e inminente de la gran mayoría de las agencias", expresaron, en la carta que le hicieron llegar al intendente.

Los agencieros locales recordaron que ya hay un protocolo sanitario impartido por el Instituto de Lotería de la Provincia de Buenos en el que se establecen medidas que garantizan el distanciamiento social aparte de fijar otras normas de conducta a efectos de prevenir "al máximo" los riesgos de contagio y propagación del Covid-19.

En el escrito, remarcaron que la actividad "no representa un riesgo mayor que el resto de los comercios de cercanía que ya se encuentran funcionando". "Es de destacar que nuestras agencias se encuentran esparcidas cada aproximadamente 300 metros. Por lo cual el público no requiere trasladarse demasiado para jugar, ni tampoco requiere que lo haga varias veces al día ni a la semana", ejemplificaron.

"Nuestra intención es volver a trabajar, volver a aportar al Estado, poder hacer frente a salarios, alquileres, servicios, impuestos, alimentos, etc. No hemos recibido hasta el momento ninguna ayuda del Estado. No comprendemos el motivo por el cual aún no estamos funcionando", apuntaron, y concluyeron: "Necesitamos contar con el apoyo del gobierno de la ciudad de Mar del Plata, somos familias que realmente la estamos pasando muy mal".

Tras el encuentro, Ariel Timpanaro, uno de los impulsores de la iniciativa, destacó la "muy buena atención" y "preocupación" de los funcionarios de Montenegro y reconoció "predisposición" para tratar de ayudar al sector. "La verdad que hoy nos estamos sintiendo muy mal. Hace 60 días que estamos así, con las puertas cerradas, y no hay respuestas concretas. Y lo que pasó este jueves fue algo insólito. En 25 años de agenciero nunca vi este destrato", apuntó, en diálogo con 0223.

El titular de una de las agencias de la ciudad recordó que recién el miércoles a la medianoche, a través de un tweet del titular del instituto bonaerense Omar Galdurralde, se anoticiaron de la posibilidad de reapertura. "Desde esa hora empezamos a contactarnos con los empleados para volver a trabajar. Obviamente que en tan poco tiempo reorganizar todo es una locura pero lo hicimos igual por la necesidad que tenemos", explicó.

"Abrimos a las 7 pero recién nos dieron sistema para hacer la captación de apuestas a las 11. Estuvimos todos contentos, fue un golpe anímico muy bueno porque además la gente se comportó muy bien: el público marplatense está muy preparado para esto. Pero alrededor de las 12.50 se nos cortó el sistema, sin ningún aviso previo, y unos minutos después nos llegó la confirmación de que teníamos que cerrar. Fue un mamaracho", sintetizó Timpanaro.

El agenciero aseguró que en otras localidades de la Provincia se avanzó con la misma sintonía en forma simultánea para tratar de reabrir el sector cuanto antes. "En muchos otros lugares también se está haciendo presión a través de las intendencias para volver a trabajar. Queremos demostrar que estamos muy capacitados para poder abrir", concluyó.

Comentá la nota