Televisores y heladeras, las dos estrellas de la canasta tecnológica

Televisores y heladeras, las dos estrellas de la canasta tecnológica
En el primer semestre, la venta de electrodomésticos creció un 1,2%, debido al impulso de los LED y los refrigeradores. La suba de smartphones y tabletas compensan la baja de celulares y notebooks.
La venta de electrónicos y electrodomésticos atraviesa un período de amesetamiento, pero los precios crecen por encima de la inflación general. “El mercado, durante el primer semestre del año, mostró un incremento del 31% en la facturación y del 1,2% medido en unidades”, indica un relevamiento de la consultora GfK. El estudio, además, destaca que los televisores (cuyas ventas aumentaron el 40% con respecto al primer semestre de 2012) y las heladeras fueron las categorías que mejores resultados obtuvieron.

Son todas consideraciones que surgen de un relevamiento realizado por GfK entre las cadenas comerciales especializadas y de retail. En la primera mitad del año, “el ticket promedio de la canasta total de tecnología y electrodomésticos aumentó un 29,8%”, resume Jorge Koremblit, director general de la consultora. La suba, aclara el analista, responde no sólo a la inflación, sino a la mayor incidencia de productos más avanzados, como los smartphones, LED y Smart TV, tabletas y heladeras No Frost.

GfK distingue y analiza varias categorías. Al comparar las ventas en unidades registradas en el primer semestre del año pasado, la línea marrón (televisores, equipos de audio y electrónicos) creció un 19,9%. La línea blanca (heladeras, cocinas y lavarropas), el 1,8%; pequeños electrodomésticos, 13,4%; telefonía, 10,5%. Como contrapartida, las PC cayeron un 20,4%; acondicionadores de aire, un 9,9%; y las cámaras fotográficas, un 2,3%.

En materia de facturación, salvo los aires acondicionados (que cayeron un 8,8%), el resto de las categorías aumentaron fuerte: línea marrón (42,6%); informática (9,4%); línea blanca (32,3%); pequeños electros (34,4%); telefonía (78,3%) y cámaras de foto (93,1%).

El crecimiento en la venta de televisores coincide con el clima previo a cada Mundial de fútbol, un evento que impulsa el recambio tecnológico de las pantallas. Ese factor, sin embargo, todavía no se presenta en el ánimo de los consumidores. “Eso comenzará a pesar en el último trimestre del año”, señaló Ezequiel del Río Frías, a cargo del área Consumer Marketing Research de Samsung. Las razones del alza, enumeran las fuentes, son la permanencia de la financiación, la variedad de la oferta y la irrupción de nuevas tecnologías (LED y Smart TV) y la renovación del parque remanente de las TV de tubo, principalmente en el interior.

“El LCD ya prácticamente no existe. El 90% de la oferta, hoy, son pantallas LED”, interpretó Juan Ferlaino, analista de GfK. El salto del LCD hacia el LED no es la única característica: también crece la demanda de pantallas superiores a las 32”, considerado el tamaño estándar de la categoría. En el sector creen que predominarán en breve las de 40”. Para Nicolás Videla, director ejecutivo de LG, es un proceso que ya ocurrió con las TV de tubo. “Primero fueron de 14”, posteriormente se pasó a 20”, y después a 29”. En este caso, además, hay una rotación dentro de los hogares, donde se incorporaron primero un LCD de 32” y hoy se suman otras TV de mayor definición y tamaño de pantalla”, dijo.

“Más que recambio, lo que se observa es una recompra, es decir, gente que suma otras TV al hogar, y ese otro equipo es de 42”, 47” y hasta de 55”, completó Ezequiel Brusco, gerente de Marketing de Sony. La mayor oferta de contenidos en alta definición, para este ejecutivo, favorece y motiva a la renovación tecnológica.

Los celulares y la informática merecen análisis diferentes. En el primer caso, tal como se preveía, se profundiza la mayor penetración de los teléfonos inteligentes por sobre los celulares básicos. “El incremento de los smartphones fue del 100% medido en unidades”, puntualiza Koremblit, de GfK. Del Río Frías, de Samsung, completa el diagnóstico: “Aunque hubo una leve caída, observamos un consumo sostenido, con un gran crecimiento de los smartphones”.

Si bien las telefónicas redujeron los subsidios (rebajas de precios en terminales bajo contrato), esto no produjo cambios drásticos en las tendencias. “La baja de subsidios afectó algo, pero creció fuerte el canal open market (liberados). Y la financiación, sumada a la gran variedad en la oferta, compensaron”, añadió el ejecutivo de Samsung.

La informática, según GfK, “se mostró estable” en la primera mitad de 2013. “Las tabletas –agrega el estudio– sí registraron importantes incrementos en unidades, por encima del 170%”, con respecto al mismo período del año pasado. “Tal como ocurre en la región y en el mundo, el crecimiento de las tabletas canibaliza el mercado. Si uno analiza las dos categorías juntas (laptops y tabletas), el aumento es muy significativo”, opina Brusco, de Sony.

En la denominada línea blanca, la nota destacada son las heladeras. En conjunto, la categoría registra niveles parecidos a los del año pasado. Sin embargo, “las heladeras fue el segmento de mayor recuperación, debido a que hay un mayor surtido, producto del ingreso de algunos modelos importados”, indica el reporte de GfK. Así, la consultora aludió a los faltantes de stock del año pasado, como consecuencia del reforzamiento a las restricciones a las importaciones.

En ese sentido, Samsung trabó una alianza con Visuar, empresa importadora y distribuidora de la marca, para fabricar lavarropas en el país. La planta, ubicada en Cañuelas, fue inaugurada el mes pasado y tiene una capacidad para producir 8.000 lavarropas mensuales, según explicó a iEco Alejandro Schvartz, titular de Visuar. “La planta se hizo porque estaba complicada la importación y había suficiente mercado”, sintetizó.

Coment� la nota