Soledad Carrizo: “Hay sindicalistas creídos de que los gremios son suyos”

Soledad Carrizo: “Hay sindicalistas creídos de que los gremios son suyos”

La diputada defendió su proyecto para limitar la reelección indefinida en los gremios.

La diputada nacional Soledad Carrizo (UCR-Cambiemos) dijo este miércoles que “hay sindicalistas creídos de que los gremios son suyos” y por ello buscan “perpetuarse” en la conducción de sus organizaciones, al defender su proyecto para limitar la reelección indefinida en los gremios.

Carrizo agregó que su iniciativa “lejos de buscar debilitar a los gremios”, apunta a un “fortalecimiento de una representatividad que hoy está en crisis”.

La legisladora nacional, oriunda de Córdoba, concluye que esa supuesta crisis de representatividad del sindicalismo, vinculada a los recientes casos de corrupción que involucra a dirigentes gremiales, “abre una gran oportunidad” para debatir la necesidad de poner limites a la reelección sindical y la democratización del sector.

En rigor, entre 2014 y 2016 ingresaron al Congreso, ante la Comisión de Legislación de Trabajo, un total de 11 proyectos -incluida la iniciativa de la propia Carrizo- para modificar la ley 23.551 de Asociaciones Sindicales, vigente desde 1988.

El proyecto, que en los últimos años fue presentado sin éxito para su tratamiento en Diputados, pone límites en su artículo dos al período de duración, y a la reelección indefinida de los secretarios generales.

Siempre según esa iniciativa, los mandatos no podrán exceder los cuatro añosteniendo derecho cada jefe gremial a ser reelecto por un nuevo período consecutivo de otros cuatro años; pero al finalizar éste, deberá transcurrir un intervalo de un período fuera del cargo para que un dirigente gremial pueda ser electo nuevamente.

Carrizo aseguró que existe una “demanda social” sobre la necesidad de una reforma en el funcionamiento de los sindicatos, a partir del “accionar de la Justicia, que puso sobre la mesa temas que antes tenían cobertura, como el desfalco yactos de ilicitud de muchos dirigentes gremiales”.

La propuesta legislativa tomó fuerza a partir de los casos por irregularidades que involucra a sindicalistas como Víctor Santa María (encargados de edificios), Marcelo Balcedo (empleados de Minoridad y Educación), Omar “Caballo” Suárez (obreros marítimos) y Juan Pablo “Pata” Medina(constructores de la Uocra).

Carrizo dice estar convencida de que “la perpetuidad en el cargo” hizo que algunos dirigentes gremiales crean que el sindicato es de ellos” y que muchos utilicen esas organizaciones para “conspiraciones políticas” y para “privilegiar intereses personales, en vez de responder a sus bases”.

Al respecto, Carrizo puso como ejemplo los casos de Ramón Baldassini, quien durante 51 años seguidos fue secretario general del gremio Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telecomunicaciones (Foecyt), y de Omar Viviani, entre otros, que lleva 34 años al frente del sindicato de Peones de Taxis.

La diputada radical confió en que el cambio de composición de la Comisión de Trabajo -antes con mayoría de diputados de extracción gremial- permita la discusión del proyecto impulsado por el interbloque Cambiemos en el nuevo periodo de sesiones ordinarias, que se iniciará en marzo.

Carrizo aseguró que de “ninguna manera” los cambios en el funcionamiento de los gremios represente un “apriete al sindicalismo”: “Lo que estamos planteando es rediscutir los desafíos que tiene el sindicalismo para los próximos 20 años”, aseveró.

Con todo, aseguró que un compromiso de los dirigentes gremiales para la “autoregulación” de los mandatos evitaría la imposición por ley de límites a la duración de los mandatos.

Invitamos a los sindicatos a autorregular sus estatutos. Que asuman esa responsabilidad sin la necesidad de una ley. Sería un paso muy importante como mensaje a la sociedad”, concluyó Carrizo.

La iniciativa contempla, además, que los gremios que se vean obligados a modificar sus estatutos en cumplimiento de esta ley; deberán hacerlo en el plazo de un año de promulgada la ley, y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, controlará el cumplimiento de este requisito, y la readecuación estatutaria, aplicando las sanciones correspondientes en caso de inobservancia.

Por último, Carrizo descartó de plano que el reflote de la iniciativa a un próximo tratamiento legislativo de la Reforma Laboral, que ya tiene el aval de la CGT, pero el rechazo de las dos CTA.

Coment� la nota