Scioli ordenó un fuerte ajuste de gastos para pagar sueldos

Scioli ordenó un fuerte ajuste de gastos para pagar sueldos
Paralizó parte de las obras públicas y redujo el presupuesto de siete ministerios para afrontar la suba salarial

Por María José Lucesole |

LA PLATA.- Presionado por un indeclinable clima de protesta sindical, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, ordenó ajustar gastos en siete ministerios y frenar obras públicas sin presupuesto asignado.

Sin embargo, esta nueva ingeniería presupuestaria, prevista para afrontar la suba salarial del 22,6 por ciento dispuesta, no resolvió el conflicto con los trabajadores: hoy habrá marchas y una reunión con trabajadores estatales.

La protesta iniciada el 25 de febrero se profundizó pese a la nueva oferta salarial y hoy una caravana docente marchará frente a la gobernación de la provincia. También se manifestará la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la provincia de Buenos Aires (Fegeppba). Mañana, además, pararán los empleados judiciales. Ayer lo hicieron los docentes, los médicos y los estatales. Acorralado, sin auxilio del gobierno nacional, Scioli espera hoy una respuesta positiva de los gremios agrupados en la ley 10.430 (estatales administrativos) para normalizar los servicios.

Con el propósito de mejorar su oferta salarial y superar el monto acordado en la paritaria nacional, el jefe de Estado provincial ordenó a su gabinete reprogramar gastos y parar la obra pública que no tuviera fondos asignados.

Esta reprogramación presupuestaria obligará a postergar gastos en siete ministerios. Sólo quedaron afuera del ajuste áreas vitales como seguridad, salud, desarrollo social y educación.

Todo el esfuerzo se concentrará en pagar sueldos, con el aumento del 22,6 por ciento, que de todos modos fue rechazado por los gremios por considerarlos insuficiente. "Para llegar a la última oferta de mejora salarial se ordenó una nueva ingeniería presupuestaria. Se reprogramaron los gastos de siete ministerios. No se cancelaron", aclaró un funcionario del gabinete a LA NACION.

"Se recortaron todos los gastos. Y se paró toda la obra pública sin presupuesto asignado. Sólo se pagarán sueldos", confirmó a LA NACION un ministro que participa de las reuniones de gabinete.

"Si no llega una ayuda del gobierno nacional, pagar el medio aguinaldo será difícil", admitió una de las dos fuentes. En cambio, otro de los interlocutores aseguró que con la nueva ingeniería presupuestaria el pago del medio aguinaldo "está garantizado con recursos propios".

Fuentes del gabinete se reservan como última posibilidad obtener dinero en el mercado interno, a tasas de interés altas, en caso de no poder afrontar los pagos comprometidos.

El diálogo entre Scioli y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en materia de recursos económicos, está cortado. "Por ahora, no hay interlocutores en el gobierno nacional para hablar del envío de fondos", confirmó un ministro.

"Scioli armó una nueva ingeniería presupuestaria y firmó un decreto que le permitió liquidar los salarios de marzo con la suba salarial", dijo un funcionario en la Casa de Gobierno provincial.

Esta suba obligará a Scioli a desembolsar unos 14 mil millones de pesos extra por año. Este año exige 12 mil millones adicionales, no previsto en el presupuesto ya "austero", de 139 mil millones de pesos, aprobado por la Legislatura de la provincia de Buenos Aires en 2012.

Pero este esfuerzo de Scioli es "insuficiente" para los trabajadores. Ayer, unos 15 mil manifestantes fueron a la gobernación "en contra del ajuste", según informó la Central de Trabajadores Argentinos (CTA). De acuerdo con la policía bonaerense, fueron 1500. Hubo empleados estatales, médicos y miembros de organizaciones sociales.

La movilización fue convocada en la segunda jornada de un nuevo paro de 48 horas llevado adelante por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop) y el Frente Gremial Docente. Este informó que la medida de fuerza fue acatada por más del 90 por ciento de los maestros. De la marcha también participaron Soeme, Udocba, Corriente Clasista y Combativa, MST, Movimiento Teresa Vive, Movimiento Justicia y Libertad y FULP.

El vicepresidente de Cicop, Fernando Corsiglia, expresó: "Nuestro paro tuvo muchísima adhesión. En el día de ayer y de hoy han sido altamente acatados por nuestros compañeros y compañeras".

Miguel Ángel Díaz, secretario general de Udocba, señaló: "Los docentes de Buenos Aires venimos a marchar contra el gobierno, porque no nos merecemos este gobierno".

En tanto, el secretario adjunto de ATE Nacional, Hugo "Cachorro" Godoy, informó que a partir del 26 de marzo se harán asambleas para evaluar nuevos paros. Oscar de Isasi, secretario general de ATE provincia de Buenos Aires y referente provincial de la CTA bonaerense, destacó: "Hoy, aun ante la amenaza de los descuentos, del decretazo y de la conciliación obligatoria, seguimos parando"..

Del editor: cómo sigue.

Scioli decidió recortar gastos con pocos efectos sociales. La crisis en la que está inmerso obligará a sacrificios mayores; el temás es quién paga el costo político.

Coment� la nota