"Salir de la cuarentena puede ser un error gravísimo"

El empresario de la salud, Claudio Belocopitt, opinó sobre la situación del coronavirus en Argentina.

En la noche del jueves, el titular de la Unión Argentina de Salud, Claudio Belocopitt, estuvo presente en el piso de Animales Sueltos. Durante la transmisión del programa que conduce Luis Novaresio, el especialista se refirió al impacto de la cuarentena en Argentina. Hizo especial hincapié en la posibilidad de extender las medidas de prevención contra el coronavirus.

En primer lugar, el dueño de Swiss Medical Group se refirió a la importancia de mantener la política de aislamiento social para combatir al coronavirus. Sobre este punto, el empresario remarcó: “La Cuarentena es el único camino posible para evitar el contagio de coronavirus”. También reconoció el impacto que tiene sobre la economía: “El sufrimiento es para todas las empresas, de pequeñas a grandes”.

A su vez, Belocopitt señaló que el Estado nacional debe trabajar en conjunto con el sector privado para sobrellevar el impacto que tiene la cuarentena en la actividad productiva. “El rol de Estado será clave para que las empresas paguen salarios. Salir de la Cuarentena puede ser un error gravísimo, podría subir la curva de contagios y el sistema de salud no está preparado soportar”.

También explicó que la llegada del invierno puede complicar el panorama debido a la existencia de otras patologías. “Además, viene el invierno, comienza la gripe y la gente asustada irá a consultar y hay que hacer el protocolo y usar insumos que no hay”, sostuvo en la entrevista televisiva. Durante la cuarentena, el Gobierno nacional busca reforzar el sistema de salud para contener la demanda.

Por último, Belocopitt señaló que se debe poner la atención en el personal médico. “’Los Centros de salud, es como una estación de servicios, si hay contagios puede ser como una explosión. No podemos tener al personal de salud sin protección, y no hay. Las empresas están gastando cualquier cosa”, planteó. Luego agregó: “Una empresa que gastaba $150 mil por mes en barbijos de protección. Hoy se pagan $11 millones”.

Comentá la nota