El rojo santafesino llegó a 2.307 millones

El rojo santafesino llegó a 2.307 millones

El Ministerio de Economía actualizó el análisis de las finanzas provinciales. El déficit previsional representa el 44% del total.

El Estado santafesino elevó el déficit del ejercicio actual al 5 % de los recursos y cerró los primeros siete meses del año con un resultado financiero negativo de 2.307 millones de los cuales el 44 % corresponde al déficit del sistema previsional que alcanzó 1.020,8 millones al 31 de julio.

En las últimas horas, el Ministerio de Economía actualizó las cifras de la marcha de la ejecución presupuestaria informando sobre lo ocurrido en junio y en julio donde se cumplió la última parte de la actualización salarial acordada en febrero con los gremios estatales y debió hacer frente al pago de la primera parte del aguinaldo.

La semana pasada, en la presentación del mensaje a la Legislatura de un pedido de endeudamiento por 2.000 millones de pesos, el ministro de Economía, Ángel Sciara, se negó a precisar en cuánto cerrará el déficit del año que en mayo había alcanzado los 930 millones. “Es difícil saberlo. El déficit tiene mucho que ver con lo cíclico más que con lo estructural. Seguramente hoy estamos por encima de esos 930 de mayo y eso está muy influido por las circunstancias de pago que ocurren a lo largo del año. Cuando pagamos aguinaldo, obviamente el déficit aumenta”, dijo ese día ante la puntual pregunta de El Litoral.

Ya en junio, el rojo prácticamente se duplicó a 2.099 millones, producto de la política salarial y aguinaldo y en julio pegó otro salto hacia arriba lo que provocó que los haberes previsionales de agosto se pagaran con una semana de retraso con respecto a meses anteriores.

En la rueda de prensa, Sciara también justificó el pedido de endeudamiento a corto plazo en la mayor ejecución de obra pública del primer semestre del año y en el aumento del gasto que demandó el comicio provincial más allá de lo estimado en el Presupuesto 2015.

Las cuentas claras

Durante julio, los recursos totales de la Administración Provincial alcanzaron los 7.525,64 millones de pesos, de los cuales 4.877,21 millones fueron de tipo tributario. En términos acumulados, durante los primeros siete meses del año, el total de recursos de la Administración Provincial alcanzó 45.811,72 millones de pesos, los cuales incluyen 31.692,86 millones de tipo tributario.

Economía informó que los recursos tributarios de julio estuvieron 9,28 % por encima de lo presupuestado con una mayor suba de los tributos propios que los nacionales en términos porcentuales. En siete meses, los ingresos por tributos estuvieron 5,83 % por encima de lo escrito en el Presupuesto. En esta primera etapa del año, 64,1 % de los recursos tributarios son producto de impuestos nacionales y el 35,9 % de los propios.

Los gastos totales de julio fueron de 7.733,70 millones de pesos de los cuales el 60,9% son por servicios sociales. Durante los primeros siete meses del año los gastos totales alcanzaron los 48.118,98 millones de pesos.

El informe precisa que dentro de las erogaciones, las transferencias a municipios y comunas por conceptos coparticipables alcanzaron en los primeros siete meses del año los 4.731,65 millones. La mayor suba fue por Patente Automotor (42,8 %) seguido por Ingresos Brutos (3 3%) e Inmobiliario (29,6 %)

La Administración Central cerró los primeros siete meses del año con un resultado positivo de 257,8 millones de pesos, mientras que los organismos descentralizados y las instituciones de Seguridad Social lo hicieron con sendos resultados negativos por 438 millones y 2.127 millones, respectivamente.

En la parte final se advierte que “el esquema expuesto permite exhibir en forma desagregada el impacto del déficit acumulado de la Caja de Jubilaciones y Pensiones, el cual ascendió a 1.020,8 millones de pesos durante los primeros siete meses del año, al cual se agrega el resultado del resto de la Administración Provincial que incluye el efecto de los compromisos paritarios asumidos en el corriente año, el aguinaldo correspondiente al primer semestre y un aumento en el gasto de capital del 91,8 % en términos interanuales, cerrando la Administración Provincial los primeros siete meses del año con un resultado financiero de signo negativo aunque con una significación del 5 % del total de recursos, siendo explicado dicho resultado en un 44 % por el déficit de la caja de jubilaciones”.

Miradas diferentes ante el pedido de endeudamiento

Uno está terminando su mandato y sostiene que “la provincia está en cesación de pagos” como lo viene advirtiendo desde hace años; el otro llegará a la banca en diciembre y redobla lo que viene diciendo también desde hace años, “al Estado le falta dinero por no cobrarle impuestos a las grandes empresas”. Son el justicialista Mario Lacava y el izquierdista Carlos Del Frade que tienen miradas diferentes ante el pedido de endeudamiento de 2 mil millones que anunció el ministro Sciara, y que fuera remitido al Senado para su consideración.

“Piden endeudamiento porque no le cierran los números y están en cesación de pagos”, reitera Lacava. Explica que “la provincia se encuentra en cesación de pagos ya que con sus recursos normales se les hace muy difícil o directamente no pueden hacer frente a sus obligaciones normales como son el pago de salarios, jubilaciones, certificado de obras, transferencias, etc. Esto se debe a que durante los ocho años de gestión socialista, los gastos corrientes del Estado superaron con creces las muy buenas recaudaciones que tuvieron producto de una bonanza económica y de los aumentos sucesivos de impuestos y tasas que dispusieron. El déficit sistemático de las cuentas públicas durante todos estos años acumula aproximadamente 7.000 millones de pesos y para lo cual hoy no tienen financiamiento”.

Para Lacava es falso que los aumentos de salarios de los trabajadores públicos sean la causa del déficit, “ya que dichos aumentos se otorgaron de una manera similar o menor al incremento de los precios y siempre por debajo del crecimiento experimentado por la recaudación”. Tampoco acepta el gasto de obra pública como argumento. “Fueron los recursos destinados a obra pública los utilizados para financiar hasta ahora este déficit fiscal. En todos estos años gastaron el 50 % menos de lo que tenían en el presupuesto para obras. Hubo una disminución de la participación del gasto de la obra pública en relación al gasto total. Pasó del 7,4 % que tenía en 2007 al 2,4 % en 2014”.

Para el legislador justicialista “la situación es insostenible. Como el Ejecutivo no dispone de otra fuente de financiación genuina, apelan al endeudamiento para hacer frente a sus gastos corrientes, siendo el próximo paso un nuevo aumento de tarifas e impuestos”.

En tanto, para Del Frade el gobierno pide endeudarse porque “le falta valentía política: regala 5 mil millones de pesos anuales en exenciones impositivas, fundamentalmente a grandes empresas que facturan miles de pesos por minuto”.

El diputado electo de izquierda dice que “hay una pregunta básica sin responder para todos los que habitamos en el territorio santafesino: ¿por qué si producimos más de 250 mil millones de pesos, el gobierno cree que un presupuesto de 76 mil millones alcanza para cubrir las necesidades del pueblo? Dos discusiones que deberían darse públicamente. La deuda es el resultado de creer que la política es solamente el gerenciamiento a favor de los sectores dominantes y no una herramienta de transformación”. Concluyó Del Frade que las gestiones socialistas están “muy lejos de Alfredo Palacios”.

Comentá la nota