El STJ revoca un fallo contra el hospital de Bariloche por medicamentos

El STJ revoca un fallo contra el hospital de Bariloche por medicamentos

El máximo tribunal rionegrino admitió una apelación de la Fiscalía de Estado y anuló la sentencia de una jueza local, que había ordenado proveer la medicación por 3 meses a un paciente.

El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Río Negro revocó un fallo de la jueza de Familia de Bariloche Cecilia Criado, que había admitido a principios de abril pasado un amparo contra el hospital Ramón Carrillo de esta ciudad presentado por la esposa de un paciente que sufre esclerosis múltiple.

Criado había ordenado al hospital de Bariloche que le provea la totalidad de la medicación que el paciente necesita por 3 meses consecutivos.

Los jueces del STJ Ricardo Apcarian y Sergio Barotto y la jueza Adriana Zaratiegui votaron por admitir el recurso que la Fiscalía de Estado había presentado para anular la sentencia de Criado.

Los jueces invocaron el dictamen del Procurador del Poder Judicial, Jorge Crespo, para fundamentar el fallo, que se dictó el lunes.

En lugar de ordenar que se garantice la medicación, el STJ optó por “exhortar al Ministerio de Salud de Río Negro, a través del Hospital Zonal Bariloche para que procure encontrar una solución que satisfaga de la mejor manera posible la situación del paciente –conforme lo prescriba su médico tratante– a fin de poner en resguardo su derecho a la salud de manera oportuna, actual e idónea ante la particular circunstancia que se atraviesa en el marco de la pandemia acaecida por el covid-19, facilitando o allanando cualquier obstáculo que demore o imposibilite la prestación”.

Crespo explicó en su dictamen que la Fiscalía de Estado había apelado la sentencia de Criado que ordenaba al hospital “que haga efectiva provisión de la totalidad de medicamentos necesarios para la cobertura del tratamiento por 3 meses consecutivos al paciente” bajo apercibimiento de imponer sanciones pecuniarias al hospital.

El Procurador recordó que la esposa del paciente había presentado el 12 de julio de 2018 el amparo contra el hospital, para que le provea mensualmente la medicación indicada por el médico tratante a su marido.

La mujer relató en el amparo que a partir de abril de 2018 empezó a haber retrasos con la provisión de los medicamentos. Afirmó que de no tomar la medicación de manera regular, el cuadro de salud de su esposo podía “derivar en convulsiones epilépticas y/o ceguera”. Asimismo agregó indicación médica y certificado de discapacidad.

Desde el hospital manifestaron que efectivamente el paciente había sido diagnosticado por el doctor Sergio Lindembaun con esclerosis múltiple. Y explicaron que la medicación había sido entregada.

Crespo dijo que del expediente surgía que desde mediados de 2018 hasta febrero de 2020, “la situación se fue repitiendo, en cuanto la falta de entrega, y la puesta a disposición de la medicación por parte del hospital luego de recibida la intimación por parte del juzgado”.

Crespo dijo que tiene razón la Fiscalía de Estado. Y propició “buscar una solución que satisfaga de la mejor manera posible la situación del paciente a fin de poner en resguardo su derecho a la salud de manera oportuna, actual e idónea...”

Dijo que es una persona con discapacidad y que está dentro del grupo de riesgo. Por eso, pidió facilitar o allanar “cualquier obstáculo burocrático” que genere mayor angustia en el paciente.

Comentá la nota