Se reanuda el trabajo en el Concejo Deliberante

Se reanuda el trabajo en el Concejo Deliberante
Ayer concluyó el receso administrativo en el Concejo Deliberante de Paraná; El intervalo comenzó el 26 de diciembre y había sido dispuesto por el Decreto Nº 630/12 firmado por el presidente y secretario del órgano deliberativo, Gastón Grand y Pedro Raiteri.
En cuanto al período ordinario de sesiones, de acuerdo a lo prescripto por el nuevo Régimen Municipal para Entre Ríos, previsto en la ley provincial 10.027, está previsto que se inicie el 1 de marzo. En la oportunidad en la que la presidenta municipal, Blanca Osuna, leerá ante los ediles el discurso inaugural, dando cuenta de su gestión de gobierno.

La última ordenanza promulgada por la intendenta fue la Tributaria 2013, que prevé un aumento de las tasas General Inmobiliaria y de Servicios Sanitarios en el orden del 20%. El cálculo se aplica sobre el valor de los avalúos de los inmuebles que sirven de base para su determinación.

La iniciativa también crea el Índice Referencial de Actualización Tributaria, el cual servirá de base para el ajuste semestral de los tributos del municipio, que se aplicará a partir del 1 de julio, tomando como base la variación que se opere en los costos de energía eléctrica, combustible y la partida de personal.

Cuando la actualización a aplicar de acuerdo a lo indicado en el procedimiento referenciado supere el 12% semestral, la misma deberá contar con la aprobación del Concejo Deliberante. A su vez, contempla recargos que van del 75% al 300% para los inmuebles baldíos, según la zona en que se encuentren ubicados. También establece un cargo adicional de un 80%, para aquellos inmuebles emplazados dentro de barrios cerrados.

Además contempla una serie de adecuaciones como la exención de la Tasa General Inmobiliaria para enfermos terminales para los inmuebles de su propiedad; ampliación del beneficio de exención de la Tasa de Inspección Sanitaria, Higiene, Profilaxis y Seguridad para discapacitados y la eximición del pago de este último tributo, a los Efectores Sociales incluidos en el Monotributo Social.

En el marco de la Tasa Social, el Departamento Ejecutivo podrá conceder una reducción de hasta un 60% de su importe a los titulares del dominio de una única propiedad de inmueble, que constituya su vivienda permanente y cuya valuación total fiscal no supere los 48.000 pesos. Asimismo, podrán gozar de este tratamiento los titulares de usufructo gratuito de inmuebles que constituyan su vivienda permanente, otorgados en su favor por personas de parentesco por consanguinidad en primer grado, que no sean propietarios o usufructuarios de otros inmuebles.

Coment� la nota