El ProPAyS superó las 100 obras en casi 70 localidades

AGUA, SANEAMIENTO Y DESAGUES EN LA PROVINCIA

Con más de un centenar de intervenciones, el Programa Provincial de Agua y Saneamiento, 

ProPAys, creado en la década anterior cumple con sus objetivos y desde la Administración 

Provincial del Agua consideran que «el resultado es óptimo».

Julio Rojo, titular de la repartición, dijo al programa «La Parte y el Todo» de CPEtv que las obras 

de agua potable, cloacas y desagües pluviales que se hacen con montos de entre 300 mil y 

hasta 3 millones de pesos han llegado a 67 de las 80 localidades pampeanas. Los fondos que 

prevé el programa son girados a municipios o cooperativas prestadoras del servicio que se 

encargan de las compras, la ejecución de la obra y de rendir el dinero otorgado, no 

reintegrabale.

Dijo Rojo que «hemos trabajado muy bien en forma conjunta con municipios y cooperativas y 

estamos satisfechos con los resultados porque hacemos obras que tienen que ver con la salud 

y el bienestar de la gente». La tarea, que fue destacada días atrás por el ministro de salud Mario 

Kohan, respecto de los beneficios de tener agua potable por red en cada pueblo, «ha sido 

silenciosa, pero sentimos el reconocimiento de la gente, lo valoran», opinó Rojo aunque admitió 

que «se trata de obras que van enterradas y no se ven, los políticos dicen que son importantes 

pero que no rinden en votos».

La Pampa tiene red de agua potable en todas sus localidades, «a excepción de Bernardo 

Larroudé, que por razones técnicas nunca pudo concretar esa obra». Sin embargo la localidad 

tiene perforaciones que a través de una planta de ósmosis inversa abastece a la población de 

agua para consumo humano. «Es la única que no tiene red, pero trabajamos en sortear los 

problemas y no descartamos poder hacerla», se ilusionó.

Control. 

Rojo dijo luego que aunque no forma parte del programa ProPAyS, «el laboratorio que tenemos 

en APA es un complemento perfecto. Nos permite un seguimiento de la calidad del agua en 

todas y cada una de las localidades y, por suerte, estamos muy bien y siempre dentro de los 

parámetros que exige la Organización Mundial de la Salud». 

«Los análisis son entre tres y cuatro veces por año en cada localidad y se extraen muestras en 

pozos, acueductos, redes, tanques de almacenaje y en el destino final. Con eso controlamos los 

parámetros y sabemos donde hay problemas si detectamos alguna anormalidad. Es un seguro 

muy importante, todos los pampeanos podemos consumir el agua de red sin miedo alguno a 

que esté contaminada».

Santa Rosa. 

El funcionario dijo que la capital provincial, con su crisis sanitaria y de pérdidas en la red de 

agua «es un caso especial. Para eso está el plan de mitigación que viene llevando adelante el 

gobernador Carlos Verna, estamos con eso en forma permanente», sostuvo pero añadió que 

«con el ProPAyS en particular hemos hecho varias obras y comprado equipos que el municipio 

nos ha solicitado».

Afirmó que en su opinión «el acuífero de Anguil debería estar manejado por Aguas del Colorado 

como el propuso el señor gobernador al intendente Altolaguirre. Creo que es desde el punto de 

vista técnico lo mejor para la ciudad y su gente, es lo más razonable».

Barros. 

Con relación al anuncio de la construcción de la planta de tratamiento de barros del acueducto 

del Río Colorado, Rojo recordó que «es una obra que estaba prevista junto a la segunda etapa 

de la obra, que nunca concretó el gobierno nacional». 

Al repasar el tema dijo que «le hemos actualizado (a Nación) toda la información del proyecto y 

hay que recordar que estaba incluso en el presupuesto pero dilación tras dilación nunca 

avanzó». Sostuvo que «por ley está vigente el financiamiento, pero el gobierno nacional sigue 

encontrando motivos para no hacer la obra» y también mencionó que «pasó lo mismo con la 

continuidad de la obra de los daneses, que en ese caso sí se perdieron en forma extraña los 

proyectos y la documentación que habíamos presentado».

El único sin ejecutar.

Del más del centenar de convenios para la ejecución de obras mediante el ProPAyS, sólo uno fracasó y hoy, a dos años de otorgado no hay noticias por parte de la Cooperativa de Servicios Públicos de Jacinto Aráuz, que cobró el dinero y nunca hizo la obra.

El mismísimo cartel ubicado en instalaciones de la cooperativa afirma los datos. Un monto de 1.289.706,50 pesos, un plazo de ejecución de 12 meses para renovar el acueducto de 8.400 metros y un tendido eléctrico de 1.600 metros. 

Desde el municipio araucense informaron a La Arena que se habían comprometido con la cooperativa y ante APA a colaborar con maquinaria para el zanjeo. Hubo algunas conversaciones y “después no volvieron más, nosotros seguimos a disposición”, dijo el intendente Oscar Beilman. 

Según se pudo averiguar, un conflicto con el propietario de un predio por donde pasa el tendido sería la principal causa de la demora. Sin embargo la cooperativa no ha comunicado nada al gobierno provincial ni, mucho menos, rendido el dinero que recibió y con el que se presume ha acopiado los materiales para los trabajos.

Coment� la nota